Biden elogia la valentía de los ucranianos y vuelve a calificar a Putin de "criminal de guerra"

El presidente estadounidense, Joe Biden, de visita oficial en Polonia, elogió hoy la valentía del pueblo ucraniano que, según él, recuerda a los hechos de la plaza de Tiananmen, y reiteró que el mandatario ruso, Vladimir Putin, es un "criminal de guerra".

"Cuando ves a una mujer de 30 años parada frente a un tanque con un arma (...), si hablamos de la plaza de Tiananmen, esto es la plaza de Tiananmen al cuadrado", señaló desde Rzeszow, a 80 kilómetros de la frontera con Ucrania, en referencia a las manifestaciones de 1989 en Pekín, reprimidas por el ejército chino. El presidente estadounidense volvió a calificar a Putin de "criminal de guerra" por la invasión a Ucrania. "Lo más importante que podemos hacer (...) es mantener la unidad de las democracias en nuestra determinación y nuestros esfuerzos para reducir la devastación provocada por un hombre que creo que es un criminal de guerra", dijo en una reunión sobre la situación humanitaria con su homólogo polaco, Andrzej Duda. El 23 de marzo, el gobierno estadounidense ya había "establecido oficialmente que los miembros de las fuerzas rusas cometieron crímenes de guerra en Ucrania", según el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken. Previamente, Biden agradeció hoy, en la primera jornada de una visita de dos días a Polonia, a las organizaciones humanitarias que envían ayuda a Ucrania y asisten a los refugiados y lamentó no poder ver "de primera mano" la crisis que se está viviendo en la exrepública soviética por la invasión rusa. "Estoy aquí en Polonia para ver de primera mano la crisis humanitaria y, francamente, parte de mi decepción es que no puedo verla de primera mano como lo he hecho en otros lugares. No me dejan", dijo Biden. La Casa Blanca había anticipado esta semana que Biden no tenía previsto visitar Ucrania durante su gira por Europa, como sí hicieron sus pares polaco, esloveno y checo la semana pasada. "Es comprensible, supongo (...) pero estoy ansioso por saber de ustedes en la comunidad humanitaria lo que ven, lo que están haciendo y hacia dónde creen que vamos a partir de aquí", señaló el mandatario, según la cadena CNN. La Unión Europea (UE) y Estados Unidos anunciaron ayer que aportarán más de 1.500 millones de euros en ayuda humanitaria a Ucrania en un comunicado dado a conocer tras la cumbre que mantuvo el bloque europeo en Bruselas, en la que estuvo Biden, que participó además en una cumbre de la OTAN y del G7. En Polonia, que recibió a más de 2 de los 3,5 millones de personas que huyeron de Ucrania desde el inicio de la invasión rusa, el 24 de febrero, Biden manifestó: "El sufrimiento que está teniendo lugar ahora está en su puerta. Ustedes son los que arriesgan, en algunos casos sus vidas... y el pueblo estadounidense está orgulloso de apoyar sus esfuerzos". Biden se reunió antes con soldados estadounidenses apostados en Rzeszow y elogió a los ucranianos que se enfrentan a las fuerzas rusas en su país. "Los ucranianos tienen muchas agallas", manifestó. En ese encuentro con los efectivos de su país, el mandatario dijo que lo que está en juego en la guerra en Ucrania va más allá del conflicto en ese país, sino que representa una amenaza para las democracias en todo el mundo. El Gobierno estadounidense dijo en varias ocasiones que no tiene previsto enviar tropas a Ucrania, algo que el propio Biden consideró que podría llevar a la Tercera Guerra Mundial, pero asiste militarmente a Kiev y ordenó nuevos despliegues de soldados en los territorios de la OTAN. El gobernante estadounidense viajará después a Varsovia, donde hablará con los líderes polacos y visitará un centro de recepción de refugiados ucranianos que huyeron de la invasión rusa, reportó la agencia de noticias AFP. El mandatario estadounidense tiene previsto concluir mañana su visita -que se produce un mes después de que el presidente ruso Vladimir Putin lanzara la guerra contra Ucrania- con un discurso que la Casa Blanca promete que será "importante" y "significativo". Su consejero de Seguridad Nacional, Jake Sullivan, recordó este viernes que Estados Unidos tenía unos 10.500 militares apostados en Polonia, y subrayó la promesa del presidente estadounidense de "defender cada centímetro del territorio de la OTAN".