La Pandemia continúa - Apertura de Comercio en Salta - Gobierno de la Provincia de Salta

Testigo clave del caso Luján Peñalva, es perseguido y amenazado

El testigo incrimina elípticamente a policías. Dijo que le pegaron una noche antes del hallazgo.

Fuentes de la querella manifestaron ayer que días pasados en la causa de Luján Peñalva y Yanina Nuesh declaró un testigo clave en la nueva investigación sobre la verdad de los hechos, acaecidos en el mes de julio de 2013.


El declarante, un hombre mayor, sostuvo ante la Justicia que horas antes de que se produjera el hallazgo de los cuerpos sin vida de las dos adolescentes, sufrió en las inmediaciones del río Ancho una brutal golpiza de parte de supuestos policías de la Provincia, quienes durante los vejámenes le preguntaban a cada instante si había visto algo, en relación a la presencia policial en los descampados colindantes con el río Ancho.


El hombre declaró que por entonces era asiduo concurrente del barrio San Carlos y la zona del río Ancho en su "rebusque" o modo de vida de chatarrero.


El declarante advirtió que fue a esos baldíos en horas de la noche y asegura que la policía lo levanta y lo golpea apuntando hacia el lugar del árbol y preguntándole en reiteradas ocasiones "vos has visto algo?" El testigo hizo constar que eso ocurrió antes del hallazgo cuando nadie sabía que a las chicas las habían dejado allí. Al negar que vio algo, lo dejaron ir, según lo publicado por el diario El Tribuno.

En ese contexto el testigo afirma ahora que lo están persiguiendo y que también ha recibido amenazas. En sus decires asegura también haber conversado con el sereno de una obra en construcción en ese momento que se encontraba en el barrio San Carlos, quien era su amigo y este le manifestó "que unos changos habían matado unas chicas". El testigo afirma que ese sereno sabe más pero que después de hablar con él se fue al interior.


Para la familia Peñalva, el testimonio del chatarrero indica claramente que horas antes del hallazgo algunas personas ya sabían el cómo, cuándo y tal vez el por qué.


Dada la dimensión de lo que habría aportado el testigo, el nuevo abogado de la familia Peñalva solicitó una custodia de seguridad para el testigo, medida que no trascendió si se le hizo lugar.


Nuevo abogado

Luego de la renuncia del abogado Pedro Castiella, que justificó su alejamiento por razones de salud, la familia Peñalva contrató los servicios profesionales de Pedro Arancibia.


De fuentes fidedignas trascendió que se esperan declaraciones de nuevos testigos para los próximos días que -sostiene la familia- van a cerrar los último baches de dudas que hay sobre el caso que conmocionó la opinión pública local y nacional. La muerte de Luján y Yanina, caratulada en su momento como dudosa y archivada, promete terminar en un escándalo.


La demolición

Antes de la declaración del último testigo, un agricultor demolió otro de los pilares que impidieron en su momento llegar a la verdad real de los hechos.

El agricultor aseguró que las huellas que se ven en una foto, las que cortan los surcos recién cincelados y que van en dirección del árbol donde fueron halladas las chicas fueron realizadas en la noche anterior al hallazgo. Esas huellas indican que fueron uno o dos los vehículos que estuvieron la noche del domingo 15 de julio de 2012 en el lugar.


Ese testimonio suma al del chatarrero, quien elípticamente dice que en la madrugada antes del hallazgo horas más horas menos había control de acceso a ese lugar. 

HolaSalta