La Pandemia continúa - Apertura de Comercio en Salta - Gobierno de la Provincia de Salta

#RosarioDeLaFrontera Escapaba de un control, se cayó de la moto su hijito y lo dejó abandonado

Quiso evadir el control. Dejó al niño de tres años tirado en la calle para esconder el rodado.

Un joven transitaba en su moto llevando a su hijo de tres años, cuando un agente de Tránsito le advirtió que controlara las luces de la motocicleta. El muchacho, luego de ser advertido, increíblemente, salió huyendo despavorido, como en una película.


Lo que desembocó en que perdiera el control de la moto, y cayera junto al pequeño. Pero el hombre se levantó rápidamente y lo dejó al resguardo de unos vecinos, que estaban prácticamente estupefactos observando el accionar del padre que huyó del lugar.


Lo más absurdo de todo es que el agente de tránsito jamás lo persiguió. Solamente le advirtió que prendiera las luces. "Venía una moto nuestra, y el agente le dijo; tratá de colocar la luz, estás sin luz. Entonces, el chico, luego de ser advertido, pasó la calle 25 de Mayo con el semáforo en rojo, el piso estaba mojado porque llovía y se terminó cayendo de la moto", relató al diario El Tribuno, Miguel Marti, director de Tránsito.


"Justo, de casualidad, venía también el agente de tránsito, y parece que pensó que lo seguía a él, o que le iban a quitar la moto, no sé, pero nada que ver, lo que me preocupa, y no logramos entender, es que dejó al chiquito tirado, se fue a esconder la moto, no le importó el hijo pero sí la moto", dijo indignado el director.


Mientras el padre había huido, los vecinos inmediatamente asistieron al niño, que lloraba desconsolado, mientras llegaba la ambulancia. "El chiquito al llegar al hospital, inmediatamente fue asistido, afortunadamente no tenía nada grave, solo raspones característicos del golpe", dijeron.


"Luego, de todo esto y de haber escondido la moto el infractor apareció por el hospital para ver al hijo y, encima, a hacer escándalo, amenazando, pero obviamente todo quedó en nada. Acá, lo grave, es que estas actitudes demuestran que hay gente a la que no le importa nada, ni siquiera sus propios hijos. Hay muchas personas que andan en las motos hasta con dos, tres y cuatro hijos, y en este caso, el joven se cayó de la moto, se levantó, y al hijo, lo dejó tirado", dijo.


Un problema cultural

"Acá hay familias enteras que hacen cosas, realmente increíbles. El otro día, iba una señora con tres chiquitos en moto, se cruzó un perro, y se cayeron todos, la madre, los levantó, mientras lloraban, los sacudió, y siguió como si nada. Evidentemente, a estos padres, no les interesa sus hijos, ya que en su actitud está reflejada", contó Marti.


Por otro lado, también dejó en claro, el papel de los agentes de tránsito, "nosotros, lamentablemente, ante estas actitudes, no podemos hacer nada, ya que si se los persigue, encima se corre el riesgo que al intentar huir, se asusten, se caigan y hasta se pueden matar".


"Esto, es un tema cultural, no es posible, que acá, la gente, cada vez que hacen controles, salgan huyendo, se meten contramano, y no piensan en el riesgo que se ponen. Si por un aviso de encender una luz, o lo que sea, salen huyendo así, no me quiero imaginar, si el personal los tendría que perseguir", dijo admirado Marti.


La droga: una problemática latente

Respecto, a esta problemática, el director, advirtió que, "es preocupante el tema de la droga en los diferentes barrios. La policía secuestra a diario dosis, y hay muchos distribuidores, vendedores, y ya la están usando no tan solo los grandes, sino también los chicos.


"Hay que tratar de hablar y educar a la gente. Por eso ahora, de manera conjunta con la Policía, vamos a dar charlas en las escuelas primarias y secundarias, para tratar de contrarrestar esta situación", concluyó.

HolaSalta