La Pandemia continúa - Apertura de Comercio en Salta - Gobierno de la Provincia de Salta

“Me tiene harto el 8M” Dos chicas secuestradas a la salida del boliche y a una la hirió con un hacha

Dos chicas de 18 y 20 años fueron capturadas por un hombre que las interceptó a la salida de un boliche de la ciudad de Río Grande, Tierra del Fuego, atacó e hirió a una de ellas con un hacha en la cabeza y se las llevó en un auto, hasta que las víctimas lograron defenderse y huir, por lo que ahora el agresor es intensamente buscado.

Fuentes policiales informaron que el episodio ocurrió ayer a la madrugada cuando las dos jóvenes salieron del boliche “La Barra”, situado en el centro de esa ciudad fueguina. Según el relato de las jovencitas, un hombre golpeó a una de ellas con un hacha y obligó a las dos a subir a la parte trasera de un vehículo marca Toyota Etios de color azul oscuro, que de inmediato se dirigió a toda velocidad hacia la zona de Cabo Domingo, en las afueras del ejido urbano. Las mujeres contaron que al intuir que se trataba de un secuestro, le manifestaron al hombre que sus padres podían pagar un rescate, pero el hombre se mostraba “muy violento” y repetía que iba a matarlas, mientras balbuceaba consignas sobre el Día Internacional de la Mujer.


“El hombre hizo alrededor de 40 km. Estaban muy lejos de la ciudad. Las chicas le suplicaban que las soltaran y les pedían por favor que no las violara. Y ahí fue cuando les habló: ‘No soy violador, si fuera violador ya lo habría hecho’”. A las amigas les llamó la atención que durante el trayecto, el agresor se las pasaba hablando mal de las mujeres en general. ”Me tienen harto con el 8 M y el Día de la Mujer”, les decía mientras las amenaza con el hacha que llevaba entre las piernas. “Ellas pensaban que las iba a matar”, admitió. Durante el trayecto, las víctimas del hecho lograron apoderarse del matafuegos del auto y golpearon al captor y lograron que las liberara en proximidades de Estancia Las Violetas, en las afueras de Río Grande.


Cuando Daniela recobró un poco más de fuerza, porque el hachazo le abrió la parte superior del cráneo, tomó un matafuegos que estaba suelto en la parte trasera y lo golpeó en la cabeza. “Ahí comenzó un forcejeo a las trompadas y el hombre tuvo que bajar la velocidad. Mientras que Micaela estaba paralizada por el pánico, Daniela se puso en el medio de los dos asientos y con su pie intentó pisarle el hacha para que no pudiera usarla en contra ellas”.


Al llegar a la altura de la Estancia Las Lilas, el conductor las obligó a tirarse del auto en movimiento. Ellas no lo dudaron y obedecieron. Doloridas, desorientadas y shockeadas por lo vivido, se acercaron hasta esa propiedad para pedir ayuda. Después, el agresor regresó hacia el centro de la ciudad, donde protagonizó un accidente y dejó abandonado el vehículo, explicaron las fuentes. Las autoridades registraron el auto y hallaron en su interior el hacha que fue usada para agredir a una de las chicas, quien sufrió una herida cortante en la cabeza y recibió siete puntos de sutura. La policía analiza las cámaras de seguridad en edificios cercanos al boliche y la titularidad del automóvil para intentar dar con el agresor, quien todavía permanece prófugo y es intensamente buscado, dijeron las fuentes consultadas por Télam.


“Mi hija no es militante feminista ni nada. El que la atacó es un perfecto desconocido, de unos 20 o 30 años. Ni siquiera estaba dentro del boliche. Estaba a la caza” contó Berta, madre de una de las victimas, quien está esperanzada en que las cámaras de seguridad del banco hayan registrado el momento del ataque.


La filmación tiene que estar, esa va a ser una prueba clave para determinar quién fue”, dijo la madre de la víctima a medios nacionales.

HolaSalta