VUELTA-A-FASE-2_DNI-320x50.gif

La joven abusada por su padre y su hermano: ''Para ellos, violarme era natural''

El padre recibió 22 años de cárcel; el hermano, 20 y la madre, 12, tras ser acusada de encubrimiento y corrupción de menores. "Fue un día hermoso porque se hizo Justicia", aseveró.

La familia es, para muchos, un núcleo sagrado, un espacio de contención, un lugar donde refugiarse, donde compartir. Pero, para otros, puede convertirse en un infierno, en un suplicio para toda la vida.


La historia de Ana Paula es tan dramática como dolorosa, impactante y devastadora. Fue abusada por su papá y por su hermano desde que tenía 9 años, y su mamá, lejos de brindarle asistencia, fue cómplice de los abusos.


A lo largo de su vida, sufrió violaciones, torturas y golpes por las personas que más debían cuidarla. Y a casi una década de que empezara a vivenciar en carne propia el infierno, su familia fue condenada.


El padre recibió 22 años de cárcel; el hermano, 20 y la madre, 12, tras ser acusada de encubrimiento y corrupción de menores. “Fue un día hermoso porque se hizo Justicia”, aseveró la joven sanjuanina en El Diario de Mariana.


El relato del horror

De acuerdo con lo que contó la joven sanjuanina en El Diario de Mariana, en uno de los abusos perpetrado por su hermano, quedó embarazada. “Mi hermano no era que me tocaba. Él directamente me violaba. Yo perdí mi virginidad. Él me hizo perder mi inocencia”, narró.


“A los 9 mi papá me daba besos y me despertaba tocándome. Me obligaba a que le haga sexo oral”, contó la mujer quien además explicó que este tipo de actos formaban parte de su rutina diaria. “Para ellos, violarme era algo natural”, aseveró.


Durante la charla con Mariana Fabbiani, Ana Paula recordó que su mamá siempre supo de los abusos pero que jamás le creyó. De hecho, cuando quedó embarazada, fue obligada a tomar pastillas para abortar y fue su propia madre la que la llevó a colocarse un DIU para evitar que volver a gestar otro hijo.


Hoy, la joven dice sentirse más tranquila, más calmada. Tal vez, más a salvo y aliviada, después del fallo judicial que llevó a su familia tras las rejas. “Ayer empezó mi vida”, resumió.

VUELTA-A-FASE-2_RECOMENDACIONES---320x50
HolaSalta