GOBIERNO DE SALTA - Rutas 40 y 51 Nov20
Estetica MG Belleza Moda Consejos Electrodos Uñas Faciales Mujer Salta Dermapen Detoxs Estrias Reductor Depilación
STONE Barberia Hombres y Niños

#Capital Juicio para un sujeto de 51 años que violó a cuatro niñas reiteradas veces

Actualizado: nov 12

El fiscal penal 1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Federico Obeid, requirió ante el Juzgado de Garantías 6, la elevación a juicio de la causa que tiene como imputado a un hombre de 51 años, acusado de abusar sexualmente de cuatro víctimas menores de edad.



El imputado fue acusado de los delitos de abuso sexual simple agravado por la guarda y la convivencia preexistente con una menor de edad (dos hechos); abuso sexual gravemente ultrajante agravado por la guarda y convivencia preexistente continuado en concurso ideal con corrupción de menor de 13 años agravada por la guarda y convivencia preexistente y coacción en perjuicio de otra menor; abuso sexual gravemente ultrajante agravado por la guarda y la convivencia preexistente continuado, abuso sexual con acceso carnal agravado por la convivencia preexistente con una menor de edad en concurso ideal con corrupción de menores agravada por la guarda y convivencia preexistente, en perjuicio de una tercera menor; y abuso sexual simple agravado por la convivencia preexistente con una menor de edad, en perjuicio de una cuarta víctima, todo en concurso real.

La denuncia fue radicada por la madre de dos de las víctimas, de 11 y 14 años en ese momento y en contra del tío de las menores. La denunciante también es abuela de otra de las niñas.

Las actuaciones permitieron acreditar que el acusado, en dos ocasiones, sometió a una de las niñas a tocamientos impúdicos y libidinosos, de claro contenido sexual, por lo que violó con su accionar la integridad sexual de la menor. La conducta se agravó por estar el imputado encargado de la guarda de la niña en el momento de los hechos, en ausencia de la progenitora.

Surgió del requerimiento que cuando la menor contaba con 12 años, en un domicilio de calle Urquiza de la ciudad de Salta, el acusado aprovechó que la madre de la víctima salió a realizar trámites para someterla a tocamientos. Por otra parte, en la madrugada del 10 de marzo, en un domicilio de Villa Lavalle, el acusado volvió a tocar a la niña mientras dormía.

Asimismo, desde que otra de las niñas contaba con 7 años y hasta que alcanzó los 11, el imputado la sometió de manera continuada a tocamientos impúdicos y libidinosos, de claro contenido sexual, que por el tiempo de su duración y circunstancias de su realización, constituyó un sometimiento gravemente ultrajante.

El imputado también estaba encargado de la guarda de la niña en el momento de los hechos, por lo que violó los deberes a su cargo y aprovechó la convivencia preexistente con la menor.

Así, conforme señaló la niña, cuando tenía 7 años, la sometió a tocamientos de manera continuada, en domicilios de calle Corrientes y de Villa Lavalle, lo que promovió la corrupción de la menor, al resultar el accionar del imputado idóneo para torcer el normal desarrollo de la sexualidad de la víctima, por lo prematuro y excesivo, lo cual se agravó por tratarse de una menor de 13 años y por estar el imputado encargado de su guarda en el momento de los hechos, además del aprovechamiento de la convivencia preexistente.

El imputado también anunció a la menor la producción de un mal futuro, grave, posible, cierto e injusto, al decirle que “mataría a su mamá y a toda su familia”, con el fin de provocar temor y obligar a la víctima a que no contara a su progenitora sobre los abusos sexuales sufridos.

Por otra parte, el imputado sometió a otra niña, desde que tenía 6 años y hasta que alcanzó los 10, de manera continuada, en los domicilios de calle Corrientes y de Villa Lavalle, a tocamientos impúdicos y libidinosos, de claro contenido sexual y llegó a accederla carnalmente, lo que promovió la corrupción de la menor víctima, al resultar el accionar del acusado idóneo para torcer el normal desarrollo de la sexualidad de la menor, por lo prematuro y excesivo, agravado por tratarse de una menor de 13 años, por encontrarse el imputado encargado de la guarda de la menor y por el aprovechamiento de la convivencia preexistente.

Finalmente, conforme declaró una familiar, el imputado también sometió a otra menor de 3 años, a tocamientos impúdicos y libidinosos, de claro contenido sexual.

HolaSalta