Gobierno de la Provincia de Salta - Sistema de Salud - Coronavirus

Femicidio Cintia Fernández: ¿Una informante falsa?



Jueves

La jornada de este jueves fue extensa y con numerosos incidentes en el juicio que se sigue por el homicidio de Cintia Vanesa Fernández. Al iniciar la jornada, uno de los defensores de Condorí solicitó al Tribunal que se incorpore la declaración de un testigo que aportaría nuevos elementos a la causa que se encuentra debatiendo.


Iniciada la ronda de testimoniales, una vecina del edificio donde vivía la víctima comprometió la situación del imputado, ya que relató que el día 26 de Abril se cruzó con él en el acceso del edificio y lo dejó acceder al palier porque sabía que frecuentaba el departamento de Cintia.


Sostuvo que fue la última vez que lo vio en el edificio pero ratificó que escuchó el sonido de la moto de gran porte en la que circulaba los días 27 y 28 de Abril.


Luego fue el turno del esposo de la primera testigo, quien aportó que el día 1 de Mayo de 2011, cuando regresaba a su casa luego de un festejo, sintió en el edificio un fuerte olor que identificaba como de sahumerio y que le llamó la atención.


En forma posterior declaró el criminalista a cargo del equipo que realizó la inspección ocular en el lugar y con la exhibición de imágenes, explicó los procedimientos realizados indicando que la escena no era la original cuando ellos llegaron. Señaló los indicios que marcaban que había sido alterada.


Depusieron además otros peritos que intervinieron durante la investigación y cuando finalizó la recepción de testimonios citados para la fecha, el Tribunal admitió la declaración solicitada por la defensa de Condorí.


El testigo es un expolicía que sostiene que durante el segundo semestre de 2013 (estando aún en funciones) recibió el llamado de una “informante” para que concurra a su casa en Parque la Vega porque debía contarle algo.


Esta persona dice que su “informante” le habló de una persona que vivía en el barrio Parque La Vega, que padecía adicciones y que tenía antecedentes delictivos y que estaría vinculado al homicidio de Cintia Fernández. Este hombre le dijo “me mandé un moco” con la chica del fondo y que sería esto contemporáneo a la muerte de la joven.


El testigo, a preguntas del fiscal y la querella, no aportó precisiones de fechas y otros detalles que hicieron que la Presidenta del Tribunal le recordara que se encontraba bajo juramento.


Ante las inconsistencias evidenciadas, la madre de la víctima solicitó declarar y en una breve exposición, Ana Fernández dijo que este testigo la había contactado oportunamente con insistencia y que una vez se reunió con ella bajo el pretexto de brindarle información sobre el hecho pero que ante lo inverosímil de sus dichos, se retiró. Desmintió que a su hija le hayan sustraído una agenda con tarjetas de crédito como señaló el testigo.


Finalmente, se presentó la mujer señalada por el nuevo testigo como “la informante”, quien ratificó en términos generales la versión que brindó el expolicía pero al ser indagada, entró en contradicciones respecto a fechas y aspectos puntuales de la versión.


Finalizada su declaración, el fiscal solicitó al Tribunal que se aperciba a uno de los defensores por inconductas éticas y pidió que las actuaciones sean remitidas a la Fiscalía de Derechos Humanos investigue la conducta del nuevo testigo, que se desempeñaba como policía. También solicitó que cese el beneficio de la prisión domiciliara para Condorí y se haga efectiva su detención para evitar el entorpecimiento del proceso.


La querella solicitó que se remitan las actuaciones para que la fiscalía en turno investigue al expolicía y a su “informante” por el delito de falso testimonio y adhirió a las solicitudes del fiscal.


Cerca de las 20, tras deliberar, el Tribunal decidió no hacer lugar al pedido del fiscal respecto al cambio en las condiciones de Condorí pero dispuso que se le asigne una consigna fija a cargo del Servicio Penitenciario Provincial hasta la finalización de la audiencia.


Viernes

La décima jornada del juicio se desarrolló este viernes con la comparecencia de nuevos testigos. Declararon un amigo de Cintia Fernández, una conocida de la madre de la víctima, un vecino de Parque la Vega que se encargaba de la vigilancia del complejo habitacional en 2011, y dos empleados del consorcio del barrio que en ese momento realizaban tareas de limpieza.

El amigo de la joven dijo que la conocía desde la infancia porque sus madres eran amigas. Actualmente es efectivo policial. En 2011 prestaba servicio en Orán. El testigo contó que mantuvo conversaciones con Cintia Fernández, por mensaje de texto y por chat de messenger, días previos al hallazgo del cuerpo de la víctima. Recordó que el 19 de abril de ese año viajó a la ciudad de Salta por un problema de salud de su esposa y permaneció en la capital durante cinco o seis días.


En ese lapso recibió un mensaje de Cintia. Precisó que no hablaba con ella desde hacía mucho tiempo y que se habían visto por última vez en su casamiento. La joven le preguntó si conocía a algún jefe en el Departamento de Trata de Personas de la Policía porque tenía problemas con una persona que trabajaba ahí, quien le había retenido una computadora. El testigo contó que la puso en contacto con un oficial que conocía en esa área y la charla culminó ahí.

Luego, de regreso en Orán, le envió un mensaje a Cintia por messenger para preguntarle si había solucionado el problema y ella le respondió que sí, sin darle mayores detalles. A partir de ahí siguieron conversando por esa vía, el 26, 27 y 28 de abril, siempre por la noche, a partir de las 23.

La audiencia continuó con la declaración de un vecino de barrio Parque la Vega que en 2011 se encargaba de vigilar el complejo y realizaba rondas nocturnas. Indicó que las fechas cercanas al 3 de mayo de ese año no observó ni escuchó nada fuera de lo normal en el block donde vivía la víctima.

También declaró una amiga de la madre de la víctima, cosmetóloga, y dos hombres que en 2011 realizaban tareas de limpieza en el complejo Parque la Vega, como personal de maestranza y mantenimiento.

La audiencia está a cargo de los jueces de la Sala IV del Tribunal de Juicio: Norma Beatriz Vera (presidenta), Roberto Lezcano (vocal) y Paola Marocco (vocal interina).

Las declaraciones testimoniales se extenderán hasta el 30 de mayo. Los alegatos se producirán el 6 de junio.

El Caso

El 3 de mayo de 2011, en horas de la noche, Cintia Vanesa Fernández fue encontrada sin vida por su madre, en su departamento de Parque La Vega. La joven falleció por asfixia por sofocación. Las pericias determinaron que la fecha de muerte fue el 28 de abril de 2011.

Turismo Salta viaje interno cuidarte cuidarnos coronavirus covid19
HolaSalta