El presidente boliviano dijo que hay "avances" en la investigación sobre el golpe a Evo Morales

El presidente boliviano, Luis Arce, aseguró este jueves que hay "paulatinos avances" en la investigación del golpe de Estado de noviembre de 2019 en su país, incluida la pesquisa sobre el presunto contrabando de municiones desde la Argentina durante la gestión de Mauricio Macri.

El mandatario, durante su visita oficial, compartió con el presidente argentino, Alberto Fernández, una rueda de prensa en la Casa Rosada en la que se refirieron a los episodios que determinaron la salida del poder del exmandatario Evo Morales, la llegada al gobierno de la expresidenta de facto Jeanine Áñez y finalmente la asunción de Arce -en noviembre de 2020- tras la celebración de elecciones libres en ese país. "Estuvimos siempre comprometidos en esa recuperación de la democracia de Bolivia", recordó Fernández sobre la postura del Frente de Todos aquellos días, y el posterior refugio que el país le brindó a Evo Morales y a muchos de sus funcionarios en la Argentina. "Mucha gente que estaba siendo perseguida judicialmente por el gobierno dictatorial de Áñez: Argentina nos cobijó, nos abrió las puertas y siempre va a estar en nuestra memoria ese hecho fundamental", afirmó el presidente Arce. "Somos un pueblo agradecido que sabe apreciar la calidad humana que ha demostrado siempre el pueblo argentino para con nosotros", agregó. Consultado sobre la supuesta participación del macrismo en el golpe, primero recordó que ese episodio dejó un saldo de "más de 38 personas fallecidas", en medio de "masacres y ajusticiamientos" y añadió que "adicionalmente se conoce que para ese golpe de Estado ha habido varios gobiernos que han estado en esa lógica de apoyar", señaló entonces. Aclaró que han visto "paulatinos avances en este tema judicial de esclarecer todos los hechos del golpe de Estado de noviembre de 2019". "Hemos hecho el seguimiento, porque es un tema que lo está manejando la Justicia boliviana", dijo en ese sentido Arce. Y aseguró que el pueblo y el gobierno bolivianos están "deseosos de poder avanzar en las investigaciones" y esclarecer los hechos de 2019, entre ellos el presunto contrabando de municiones desde Argentina hacia Bolivia, durante los días en los que se desarrolló el golpe contra Morales. En esa causa están imputados, entre otros, Macri, la exministra de Seguridad Patricia Bullrich y una serie de funcionarios de primera línea del gobierno de Juntos por el Cambio. Siempre en esa línea, Fernández recordó "la sensación de celebración" que vivió en la asunción de Arce, "porque Bolivia recuperaba la democracia que había sido dañada un año antes". "Bolivia ha sido en este tiempo un enorme ejemplo de democracia por la lucha que su pueblo llevó adelante en el tiempo que la democracia se vulneró", elogió el mandatario argentino. Celebró entonces las "elecciones limpias donde categóricamente gano el presidente Arce" y apuntó: "Siento que el esfuerzo que hizo el pueblo boliviano para recuperar la institucionalidad debe servirle de guía a toda América latina". Fernández dijo también que "en los 4 años en que el gobierno norteamericano que encabezó Donald Trump hizo todo lo necesario por dividirnos", en referencia a la región, pero se mostró esperanzado en la unidad del continente hacia el futuro. "Es hora de dejar ese tiempo y que podamos trabajar en pos de la unidad de nuestro continente", sentenció Fernández.