El policía de San Luis, deberá pagarle al joven por abofetearlo

Un policía deberá pagarle 45 mil pesos a un joven al que le pegó una bofetada en una calle de la ciudad de Villa Mercedes, a 100 kilómetros de la capital de San Luis, en enero pasado, informaron hoy fuentes judiciales.

Así lo determinó el juez Leandro Estrada luego de una audiencia de conciliación entre ambas partes, a raíz del hecho ocurrido el 16 de enero último en la avenida Jorge Newbery, a la salida de una fiesta. En el proceso de conciliación, el juez dispuso que el oficial principal Rubén Alejandro Romero le pague al joven 45 mil pesos en tres veces como resarcimiento económico. La agresión del oficial, que se viralizó en las redes sociales a través de un video, se produjo cuando un grupo de jóvenes dialogaba en la vereda luego de una fiesta y de una patrulla Ford Ranger descendieron dos efectivos. Según relató en su declaración ante el juez el joven agredido, quien es alumno de la Universidad Nacional de San Luis, él y sus cinco amigos caminaban por la vereda de la avenida Jorge Newbery, en la entrada del barrio Jardín del Sur, porque acababan de salir de una fiesta en el predio de la Rural. Cuando reían y hablaban en voz alta pasó una patrulla policial que, a los pocos metros, dio vuelta en la esquina y se detuvo. En ese momento, según el joven, del móvil bajó una mujer policía que se les acercó, aunque él dijo no sabía qué quería ya que estaba distraído con su celular. Después, dijo, escuchó la voz de un hombre que, al parecer, le criticó su camisa y lo siguiente que vio y sintió fue la cachetada de un policía. Uno de sus amigos intervino para tratar de separar al efectivo del agredido y fue allí cuando la oficial inspectora apartó a su compañero y le dijo "vamos" para evitar que el uniformado discutiera con los chicos. La bofetada del efectivo se produjo segundos después de increpar al chico diciéndole "mirá la camisa que tenés", en alusión a una prenda floreada que llevaba puesta. Por el hecho, ambos policías fueron pasados a disponibilidad en la fuerza policial y el que abofeteó al joven fue denunciado. Luego de la audiencia de conciliación, el juez declaró extinguida la acción penal y estableció el pago de 45 mil pesos al joven por parte del oficial.