El Papa ultima detalles para viajar a África y Canadá en julio y podría ir a Líbano en diciembre

El Vaticano mantiene "en estudio" un posible viaje del papa Francisco a Líbano en diciembre, descartada la posibilidad de una visita en junio por los estrechos tiempos de preparación, mientras avanza en los detalles finales del programa de la ida del pontífice a Sudán del Sur y a República Democrática del Congo, en agenda del 2 al 7 de julio, y a Canadá a fines de ese mes.

Una comitiva vaticana de seguridad y ceremonial visitó el denominado "país de los cedros" a fines de abril y descartó la posibilidad de una visita en junio, pensada originalmente para incluir también Jordania y Jerusalén. Uno de los motivos centrales del viaje a tres países era un encuentro entre el papa Francisco y el Patriarca Ortodoxo Cirilo, un aliado del presidente ruso Vladimir Putin, en Jerusalén, que fue finalmente desechado por las posturas opuestas de los dos líderes religiosos en torno a la guerra en Ucrania. La visita del Papa a Líbano se mantiene "en estudio"; según plantearon fuentes vaticanas a Télam, y podría hacerse en diciembre, a la espera de la evolución de los dolores que Jorge Bergoglio, de 85 años, arrastra desde enero en su rodilla derecha. Mientras tanto, una delegación vaticana llegó ayer a Goma, en República Democrática del Congo, para definir los últimos detalles de la visita que el Papa hará a ese país africano a inicios de julio en un viaje que incluirá también Sudán del Sur. La visita incluirá Goma y Kinshasa en RDC y Giuba en Sudán del Sur, según lo informado por el Vaticano a la espera de un programa detallado, previsto para los próximos días. Según adelantaron fuentes vaticanas, el Papa estará acompañado por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, y por el moderador de la Iglesia de Escocia, Jim Wallace, dada la gran cantidad de anglicanos presentes en Sudán del Sur, país al que el pontífice quiere ir como signo de paz y reconciliación frente a los conflictos internos iniciados hace años. La semana que viene, en tanto, el Vaticano hará oficial la visita que Francisco hará a Canadá a fines de julio, en un viaje que incluirá Ottawa, Ciudad Quebec, Iqaluit y Edmonton, en la que será central el renovado pedido de perdón de parte del pontífice a las poblaciones indígenas locales por los abusos cometidos en internados católicos.