El juicio por abuso sexual al productor de moda salteño se realizará en julio

El juicio a un productor de moda que permanece detenido y acusado de abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de varias víctimas, se desarrollará entre el 11 y el 22 de julio, en Salta, informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de Pablo Marcelo Rangeón, quien será enjuiciado por los miembros de la Sala V del Tribunal de Juicio de Salta, los jueces Gabriela Romero Nayar, Mónica Faber y Pablo Farah, entre el 11 y el 22 de julio próximo. El empresario de moda está acusado por los delitos de abuso sexual con acceso carnal continuado en perjuicio de tres víctimas; abuso sexual con acceso carnal y estafa en perjuicio de una tercera mujer; abuso sexual simple en perjuicio de otra mujer; y abuso sexual simple continuado en otro caso, todo en concurso real. En tanto, la querella formuló acusación en su contra por los delitos de abuso sexual con acceso carnal continuado agravado por el grave daño a la salud mental de la víctima en perjuicio de una mujer; y abuso sexual con acceso carnal en concurso real con estafa en perjuicio de otra víctima. Además, la querella lo acusó por abuso sexual con acceso carnal agravado por el grave daño a la salud mental de la víctima en perjuicio de otra mujer; abuso sexual simple agravado por la calidad de educador; abuso sexual simple continuado; abuso sexual con acceso carnal, todo en concurso real. Durante el proceso oral y público intervendrá, por el Ministerio Público, el fiscal penal Pablo Rivero, mientras que la actoría civil estará a cargo de Sandra Domene y Jorge Agüero. Luego de ser denunciado por una de sus víctimas, Rangeón sumó otras cinco denuncias en su contra, por lo que fue imputado y detenido el 11 de marzo de 2021. La primera denunciante aseguró que trabajó durante siete años como encargada de la escuela de modelaje de Rangeón, que durante el período comprendido entre 2010 y 2017 el acusado la sometió sexual y psicológicamente y que, en algunas oportunidades, lo hizo a través de agresiones físicas. La mujer denunció también que, tras hacer públicos los hechos en la red social Facebook, empezó a sufrir amenazas a través de cuentas falsas. Una segunda víctima relató que una noche, en noviembre de 2019, asistió a un boliche de la capital salteña, en compañía de una amiga y el acusado le dio una bebida alcohólica, tras lo que se despertó en su domicilio, sin recordar nada y con lesiones que le hicieron suponer que había sido abusada. La denunciante aseguró que luego recibió una llamada de Rangeón, a quien decidió bloquear cuando éste le dijo que tenía todo grabado. En tanto, una tercera víctima denunció que en agosto de 2019 fue a la agencia de modelos del denunciado, y en noviembre sufrió abuso sexual, tras lo que aseguró que el productor se había quedado con $40.000 que le había entregado para el alquiler de un inmueble.