El IPV atiende necesidades de hábitat y productivas en el paraje El Palomar

Provincia, Nación y municipio trabajarán para facilitar el acceso a la vivienda y el arraigo de los productores del lugar. Nuevo plan para pueblos rurales y originarios.



En busca de promover el desarrollo productivo comunitario, afianzar el arraigo y mejorar el hábitat por medio del acceso a la vivienda, el presidente del Instituto Provincial de Vivienda (IPV), Gustavo Carrizo, se reunió en El Palomar con la comunidad del paraje y legisladores del departamento Los Andes.

El Palomar está ubicado a unos 140 kilómetros de la Capital. Se accede por la ruta nacional 51 hasta el paraje Las Cuevas, desde allí se transita unos 50 kilómetros por camino sinuoso hasta ingresar al poblado que se sitúa en el límite entre los departamentos Los Andes y Rosario de Lerma.

Carrizo, junto al senador del departamento Los Andes Leopoldo Salva y la diputada Azucena Salva, dialogó con las familias y se interiorizó de las problemáticas de la comunidad. A la vez, expuso un nuevo plan que el Gobierno nacional destina a pueblos rurales y originarios, a través de los Ministerios de Desarrollo Territorial y Hábitat y de Agricultura, Ganadería y Pesca. Cabe resaltar el compromiso de los mencionados legisladores con la población y el trabajo continúo que realizan en la zona.

El funcionario provincial mencionó que “para generar arraigo es necesario contar con una vivienda digna y la posibilidad de desarrollarse y crecer productivamente”. Adelantó que por ello, y en el marco de la ley de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar para el mejoramiento del hábitat, el acceso al agua y el acceso a la vivienda para las familias productoras, el IPV pretende llevar soluciones habitacionales a las 49 familias que habitan El Palomar y sus parajes. Para avanzar en los proyectos es necesario un trabajo articulado entre Provincia y municipio. Días atrás, técnicos de la Secretaría de Recursos Hídricos hicieron un primer relevamiento en la zona para conocer las necesidades y diagramar un plan que posibilite a la gente acceder a servicios.

Actualmente, en El Palomar habitan 216 personas, las familias son numerosas y se dedican a la artesanía, agricultura y ganadería. La escuela albergue 4.756 recibe a 45 niños.