El hospital San Bernardo moderniza su equipamiento de anestesiología

Con recursos propios adquirió dos dispositivos de última generación, que permitirán optimizar el funcionamiento de los quirófanos y el servicio de Hemodinamia.



El hospital San Bernardo invirtió aproximadamente 12 millones de pesos en la adquisición de dos máquinas de anestesia, dispositivos que se usan en los procedimientos quirúrgicos en los que se requiere suministrar gases anestésicos a los pacientes y llevar el monitoreo de la respiración.

Estas máquinas, dotadas con todo lo necesario para garantizar la calidad de los procedimientos y la seguridad de los pacientes, contribuirán a optimizar el funcionamiento de los quirófanos y el servicio de Hemodinamia.

“Seguimos modernizando el hospital, dotándolo de tecnología de última generación, que fue el objetivo que nos planteamos desde el primer día de gestión”, expresó el gerente general del nosocomio, Pablo Salomón, acotando que la inversión en el nuevo equipamiento se solventó con fondos propios.

La estación de trabajo de anestesia de alta complejidad consta de una mesa con monitorización automática de dióxido de carbono y gases anestésicos; un monitor multiparamétrico que incluye medición de saturación de oxígeno en sangre, temperatura, respiración, gasto cardíaco e índice biespectral y dos vaporizadores de gases anestésicos.

El jefe del servicio de Anestesia, Juan Pablo Rodríguez Campos, afirmó que las nuevas máquinas “vienen a reforzar y actualizar el equipamiento que tiene el hospital y nos van a permitir ofrecer atención de máxima calidad”.