El hospital de Orán incorporó dos camillas ginecológicas eléctricas

Permitirá brindar un servicio de calidad a las pacientes de la zona. Fueron adquiridas con fondos hospitalarios, con una inversión superior a los $2,5 millones de pesos.



El hospital San Vicente de Paul, de Orán, cabecera del Área Operativa XI, incorporó dos camillas ginecológicas, eléctricas, articulables y anatómicas, destinadas a la atención por consultorios externos del servicio de tocoginecología.

El equipamiento fue adquirido con fondos hospitalarios, con una inversión superior a los $2,5 millones de pesos.

Esta moderna adquisición permitirá brindar un servicio de mayor calidad, asegurando el confort y la seguridad de la paciente. Además, al ser ergonómica, permite cambiar la posición de la persona para tener diversos ángulos de visión a la hora de realizar estudios.

Las mismas son aptas para realizar diversos exámenes ginecológicos como el Papanicolaou (PAP), especuloscopía, colposcopía, captura híbrida, entre otros.

Asimismo, cada unidad cuenta con una base eléctrica regulable, estribos para pies removibles, espuma de alta densidad de 10 centímetros y son totalmente articulables.

La incorporación de estas camillas eléctricas beneficiará a más de 80 mil mujeres que se encuentran bajo el área de cobertura del hospital local, en el cual son asistidas alrededor de 500 pacientes mensualmente.

El jefe del servicio de Tocoginecología del nosocomio, Iván Soria, destacó el gran esfuerzo del equipo gerencial para adquirir este equipamiento que “nos permitirá realizar estudios con mayor tecnología. También son ergonométricos, para desarrollar los estudios desde diversos ángulos”.

Este servicio está constituido por cuatro profesionales y tres residentes.</