Recomendaciones de Salud Pública de Salta para prevenir infecciones por coronavirus

El Chapista Salteño golpeador, sigue detenido en Tucumán

Atacó a martillazos a su exmujer. La joven está fuera de peligro. La carátula de la causa es homicidio agravado en grado de tentativa.



Fuentes de la vecina provincia de Tucumán aseguraron que la Justicia de esa provincia imputó al chapista Luis Ernesto Rondón, con domicilio en el sur de la capital salteña (barrio 2 de Abril) de los delitos de homicidio en grado de tentativa agravado por el vínculo y la alevosía, al ser detenido poco después de atacar salvajemente a su exmujer, Fátima Aparicio.


En ese contexto, El Tribuno dialogó con la hermana de la víctima, María Eugenia, quien relató los pormenores de una agresión premeditada que puso en riego la vida de una madre de tres hijos.


María Eugenia dijo que su hermana salvó su vida gracias a un vecino que llamó a la policía cuando estaba siendo atacada por su exmarido.


Reveló además que el chapista había estado tres días en el departamento de su ex, y que se retiró simulando que viajaría hacia esta capítal.


Pero no solo no viajó, sino que regresó y se escondió tras las cortinas de la bañera, se puso guantes y esperó la llegada de su ex. Allí se produjeron las escenas de violencia extrema.


"Creo que la calificación penal es la correcta", dijo la hermana. El caso Fátima, la víctima, había huido con lo puesto a San Miguel de Tucumán, con custodia policial. Buscó refugio en la vecina provincia, donde fue localizada por su ex, quien la tacó a martillazos. La mujer, de 40 años, sigue internada en el hospital Ángel Padilla de Tucumán.


El comisario que intervino en el hecho, Juan Ibáñez, informó que cuando la policía llegó a la vivienda encontró a la víctima herida y la trasladó de urgencia al hospital, en tanto el acusado fue aprehendido en el lugar cuando, al parecer, intentaba escapar hacia Salta.


Tras la denuncia de un vecino llegó la policía, y al escuchar mucho ruido inmediatamente derribó la puerta y la rescató, rememoró.


Familiares de la víctima relataron ayer que el chapista salteño llegó a Tucumán y se dirigió directamente al departamento de su ex, a la que había localizado tras más de cuatro meses de búsqueda en las redes sociales.


Luego se cercioró que su hija estuviera en el colegio y se presentó en el departamento. La hermana de Fátima aseguró que la víctima no quería ir a ese lugar y así transcurrieron tres días.


El sujeto dijo entonces que se retiraba a Salta y dejó el departamento, pero fue un engaño, ya que tenía en su poder un duplicado de las llaves.


"Se escondió, tal vez esperando que mi hermana regresara a ese lugar en compañía de alguien, pero no fue así. Mi hermana Fátima fue sola y se dio con el sujeto escondido y con guantes, allí pensó en lo peor y pidió ayuda a un vecino", dijo su hermana, según lo publicado por El Tribuno.


"Estuvimos un año protegiéndola de su esposo para que no la encontrara, pero igual la halló. Cuando vio que los vecinos intentaban ayudarla se encerró en el departamento, por lo que tuvieron que tirar la puerta abajo y hallaron a Fátima toda ensangrentada. Fueron más de tres años de hostigamiento constante del sujeto, que ya está detenido".


"Durante ese tiempo la ocultamos aquí en Tucumán y la protegimos hasta que un día se apareció dentro del departamento de ella. Justicia es lo que pedimos ahora", finalizó.

HolaSalta