EEUU reveló que conversó con Venezuela por posibles compras de petróleo

El gobierno de Estados Unidos confirmó hoy que inició conversaciones con el de Venezuela con el fin de explorar la posibilidad de comprar petróleo venezolano para sustituir importaciones de crudo ruso, como parte de las sanciones a Moscú por la invasión a Ucrania.

“El propósito del viaje que realizaron los funcionarios de la administración (del presidente Joe Biden) fue discutir una variedad de temas que incluyen ciertamente energía, seguridad energética”, reconoció la vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki. La funcionaria agregó que los delegados de Washington plantearon la situación de ciudadanos estadounidenses detenidos en Venezuela, entre ellos seis ejecutivos de Citgo -la filial de la petrolera estatal venezolana Pdvsa en Estados Unidos- presos desde 2017. No obstante, subrayó que la cuestión energética y la de los detenidos son “conversaciones separadas” en el diálogo que se inició “en el transcurso de los últimos días”, según la agencia de noticias AFP. La visita de funcionarios estadounidenses a Caracas fue informada en los últimos días por la prensa estadounidense y venezolana, pero hasta ahora no había sido confirmada por ninguno de los dos gobiernos. Estados Unidos y Venezuela rompieron relaciones diplomáticas a comienzos de 2019, cuando Washington desconoció el mandato que inició entonces el presidente Nicolás Maduro por considerar que surgió de elecciones irregulares. En esa época gobernado por el antecesor de Biden, Donald Trump, Estados Unidos fue uno de los primeros en reconocer como mandatario interino al opositor Juan Guaidó, designado por la Asamblea Nacional (AN, parlamento), que entonces tenía mayoría adversa al chavismo. La situación no cambió a principios de 2021, cuando Biden sucedió a Trump y la AN pasó a tener mayoría chavista tras el vencimiento del mandato de los anteriores legisladores, incluido Guaidó. Desde 2019, Washington intensificó las sanciones aplicadas a Venezuela y, como parte de ellas, redujo sus compras de petróleo venezolano y las reemplazó por crudo ruso, y ahora busca hacer lo opuesto, en medio del debate sobre un posible embargo a las exportaciones de hidrocarburos de Rusia debido a la invasión de este país a Ucrania, según analistas y medios estadounidenses y venezolanos. Sin embargo, en los días previos a las conversaciones reconocidas hoy por Psaki, Washington prorrogó el decreto que designa a Venezuela como “amenaza inusual y extraordinaria” a la seguridad estadounidense y Maduro ratificó su alianza “incondicional” con Rusia.