Desarrollo biotecnológico para seleccionar espermatozoides animales podría ser utilizada en humanos

Un equipo de investigadores de la Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC) trabaja en el desarrollo de una plataforma biotecnológica para la selección de espermatozoides sanos, maduros y apropiadas para fecundación en la reproducción asistida de bovinos, equinos y cerdos, y que con el mismo objetivo podría ser utilizado también en seres humanos.

El estudio está a cargo de un equipo de investigadores del Departamento de Biología Molecular de la Facultad de Ciencias Exactas, Físico-Químico y Naturales, con profesionales del área de reproducción animal de Agronomía y Veterinaria, quienes trabajan en el desarrollo de hidrogeles capaces de seleccionar las células espermáticas sanas de una muestra de semen animal, informó la universidad en su sitio web. En esta primera etapa, la investigación es realizada con espermatozoides de especies ganaderas de interés productivo y a futuro se proyecta hacerlo con células espermáticas humanas para su uso en técnicas de reproducción asistida, sostiene el informe. Además, destaca que "no hay precedentes de uso de hidrogeles para el reclutamiento de los mejores gametos masculinos", por lo tanto "constituye un aporte novedoso" el desarrollo de la plataforma biotecnológica. El fisiólogo y farmacólogo Pablo Bosch, a cargo del equipo de investigación, explicó que la metodología de la selección espermática consiste en polímeros que, en contacto con un medio acuoso, absorben gran cantidad de agua y se forma un hidrogel. "Utilizamos esos hidrogeles, que tienen cierta similitud con los tejidos vivos, para seleccionar espermatozoides de animales domésticos", indicó a Télam y agregó que se trata de un método nuevo que "permite obtener más espermatozoides seleccionados para técnicas de reproducción asistida". Explicó que a los hidrogeles se les puede agregar otras moléculas de origen biológico a las que se adhieren los espermatozoides, luego se seleccionan para fertilizar ovocitos y hacer embriones. "Todavía estamos trabajando con animales domésticos con interés productivo (bovinos, cerdos y equinos). Estamos en la etapa de pruebas in vitro para lograr embriones", manifestó Bosch. Sostuvo que lo importante es que se demostró que los espermatozoides seleccionados con esta metodología "tienen características superiores", pero aclaró que aún resta el resultado de la prueba in vitro y una vez superada esa etapa "tenemos en mente empezar a recorrer el camino de los estudios para la aplicación en humanos, que es posible que también funcione".