Coordinan tareas conjuntas en la lucha contra la trata de personas

Se amplían mesas de trabajo para coordinar tareas conjuntas entre fiscalías federales y provinciales; ahora, en la lucha contra la trata de personas y delitos conexos. Se diseñarán estándares de actuación, protocolos y circuitos de intervención, que aseguren la protección eficaz y el respeto a los derechos de las víctimas.


Durante la mañana del pasado viernes, el Procurador General Pedro García Castiella, se reunió con el Fiscal General Federal Eduardo José Villalba, con el objetivo de ampliar la articulación de acciones conjuntas entre ambas jurisdicciones para el abordaje integral del delito de trata y explotación de personas; además de la protección y asistencia a las víctimas.

Se acordó como primer medida poner en funcionamiento una Mesa de Trabajo entre el Ministerio Público Fiscal de la Nación y el Ministerio Publico Fiscal de la provincia de Salta para el abordaje temprano del delito de trata de personas.

Esta propuesta de trabajo conjunto entre los fiscales federales y fiscales provinciales, se enmarca en el compromiso internacional asumido por el Estado Argentino en la lucha contra la trata de personas (Cf. Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena y su protocolo final aprobado por la ley 15.768, y el Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente de mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la delincuencia organizada trasnacional aprobado por ley 25.632), un flagelo que requiere de la coordinación de todos los organismos involucrados en la materia.

La iniciativa deriva de los ventajosos resultados consolidados, en el que fiscales provinciales y federales realizan trabajos de investigación de forma aunada sobre el tráfico de drogas sintéticas y delitos vinculados, y que fueron también analizados en la reunión.

La erradicación del delito de trata de personas es de suma complejidad y exige un trabajo permanente y coordinado, porque si bien la competencia es federal, se encuentra íntimamente vinculada a delitos conexos, de jurisdicción provincial como ser la facilitación y/o promoción a la prostitución, pornografía infantil, grooming, entre otros. Mejorar la coordinación y colaboración entre las jurisdicciones permitirá un abordaje mas contundente y ágil, en especial en relación a las “zonas grises” respecto de la calificación inicial que los hechos investigados pudiesen eventualmente exhibir en los primeros momentos, independientemente de cual sea el fuero que inicie la investigación.

Mediante el abordaje colaborativo, se proyecta optimizar los recursos disponibles para generar mecanismos ágiles y eficaces de intervención, teniendo en cuenta que las situaciones que se presentan son de inminente peligro y vulnerabilidad.