Convocan a técnicos e ingenieros a instalarse en la Antártida en 2023

La Dirección Nacional del Antártico (DNA) abrió la convocatoria a ingenieros y estudiantes de ingeniería en informática y electrónica que deseen formar parte de los equipos que sostengan los proyectos de investigación científica que Argentina desarrolle durante 2023 en las bases que opera en su territorio antártico.

La convocatoria busca cubrir una docena de cargos técnicos que deberán prestar servicio durante el invierno antártico en las bases permanentes Orcadas, Belgrano II, San Martín, Marambio y Carlini, y está abierta a cualquier persona de entre 22 y 50 años, que sea argentina nativa, por opción o naturalizada con un mínimo de dos años de residencia en el país y que cumpla con el perfil profesional solicitado. La titular de la DNA, Patricia Ortúzar, dijo a Télam que “esta convocatoria busca reclutar a una docena de técnicos e ingenieros que estén dispuestos a vivir la experiencia de pasar todo un año en la Antártida; es de carácter nacional, por lo que solemos recibir postulaciones de todo el país, pero, después de todas las etapas de selección, no quedan muchos más que los necesarios para cubrir los cargos”. “La selección comienza con la evaluación de antecedentes académicos y profesionales, y de ahí salen los que se pueden presentar al examen técnico por escrito. Quienes los aprueben tienen que pasar por la entrevista psicológica y los que la superen deben estar en condiciones de cumplir los requisitos del psicofísico; entre quienes queden de esa selección se escoge a los que van a viajar y antes de hacerlo, deberán aprender mucho sobre los protocolos de trabajo en la Antártida”, detalló. Ortúzar apuntó que “esta convocatoria se renueva todos los años porque no es recomendable psicológicamente que nadie pase dos inviernos seguidos en la Antártida". "Tenemos algunos casos de personal que quedó muy comprometido con el quehacer antártico y dejando pasar unos años se postuló para una segunda invernada y, en algún caso, hay alguno que a lo largo de su carrera hizo tres, pero no es recomendable más que eso”, señaló. “Estos técnicos van a ser responsables del mantenimiento y el monitoreo de los equipos electrónicos en los laboratorios multidisciplinarios del Instituto Antártico Argentino (IAA) que administra la DNA; van a tener que mantener funcionando y transmitiendo datos a los equipos de sismología, geodesia, y monitoreo magnético de alta atmósfera entre otros y por eso es muy valorado que tengan conocimiento o experiencia en telecomunicaciones, especialmente satelitales”, destacó. En ese sentido, añadió que “estos técnicos, además, van a respaldar los proyectos de investigación científica y probablemente los que formen parte de la dotación de la base Carlini también colaboren con las tareas de avistamiento y monitoreo biológico; sabemos que los técnicos e ingenieros en electrónica y en informática hoy son muy demandados por el mercado laboral, que ofrece altos sueldos en el sector privado, pero hay muchos jóvenes que se sienten atraídos por la posibilidad de vivir una experiencia en la que pueden aprender muchísimo sobre distintos campos de investigación”. “Históricamente los postulantes a estos cargos técnicos han sido en su mayoría hombres, pero los últimos años comenzamos a encontrar postulantes mujeres que terminaban siendo seleccionadas por el nivel que demostraban en la selección; donde hay una mayor presencia femenina es en las convocatorias para biólogos que hace anualmente la coordinación de Ciencias de la Vida del IAA y que también está próxima a abrirse”, completó Ortúzar. Los postulantes podrán tener título universitario de grado correspondiente a carreras de Informática o Electrónica, ser estudiantes de esas carreras, o técnicos Electrónicos o Secundario Técnico con Orientación Informática o Electrónica con experiencia laboral de al menos un año y medio en tareas afines. La búsqueda también requiere lectura y comprensión de texto del idioma ingles con dominio suficiente para interpretar mensajes de los distintos sistemas operativos y aplicaciones o del firmware del equipamiento. La aceptación del cargo incluido en esta Convocatoria implicará la sujeción a las normas y procedimientos vigentes para el desempeño de tareas en Bases (de las cuales se notificará al postulante durante el período de capacitación) y a la normativa nacional aplicable; asimismo, conllevará el respeto de la autoridad de la DNA y el IAA y a las jerarquías correspondientes en la Antártida, así como de las normas de seguridad de la Base o instalación en cuestión. En particular,