Condenan a una mujer a 18 años de prisión por ser partícipe de los abusos que sufrió su hija

Una mujer de 44 años fue condenada hoy a 18 años de prisión por ser partícipe de los abusos sexuales que sufrió su hija y por los fue condenado el padrastro de la víctima, un ex policía bonaerense que recibió la pena de 23 años de encierro en 2017, informaron hoy fuentes judiciales.

El Tribunal Oral en lo Criminal 2 (TOC), integrado por los jueces Eugenio Casas, Claudia Fortunatti y Mercedes Rico, condenó a una mujer, cuyos datos se mantienen en reserva, a la pena de 18 años de prisión por "abuso sexual con acceso carnal agravado por la situación de convivencia preexistente, en concurso real con promoción de la corrupción de menores agravada por la convivencia preexistente, en calidad de partícipe necesaria en comisión por omisión". Fuentes judiciales indicaron que según el expediente a cargo del fiscal, Marcelo Romero Jardín, la mujer "fue acusada de haber cooperado, desde el año 2004 hasta el 2015, en los abusos que perpetraba su pareja, un ex policía bonaerense, en perjuicio de su hija". "Dicha colaboración consistió concretamente en haber omitido acciones para evitar de los abusos y no haber denunciado tales circunstancias", agregaron. Según se indicó, el hombre -un policía retirado que vivía en la localidad de Cabildo, próxima a Bahía Blanca- había sido condenado por estos hechos en 2017 a 23 años de prisión y en el 2020 falleció mientras purgaba la condena en una unidad carcelaria. "Como derivación del primer debate se avanzó en la investigación hacia la madre, por lo que el fiscal Romero Jardín había elevado la causa a juicio y por la cual hoy se conoció el veredicto", agregaron los informantes. Además, el fiscal, en el marco de los alegatos realizado la semana pasada, acusó a la mujer de falso testimonio debido a que el 29 de agosto de 2017, cuando se realizaba el juicio por abuso en el Tribunal Oral Criminal 1, negó tener conocimiento de los abusos que sufría su hija en manos de su pareja. "También se la acusó de haber suprimido y alterado el estado civil de su hija, avalando el reconocimiento de su paternidad por parte de su pareja, a sabiendas de que no resultaba su padre biológico, mediante una anotación marginal en el acta de nacimiento", agregaron. Por su parte, la abogada de la víctima, Viviana Lozano, señaló hoy a Télam que "el caso se inició en septiembre del 2015 cuando la joven denunció por abuso a su padrastro, que le había dado el apellido cuando ella tenía poco más de 2 años y que no era el padre biológico". "El 5 de setiembre del 2017 el Tribunal en lo Criminal 1 lo condenó a 23 años de prisión y falleció en el verano del 2020 estando alojado en una unidad carcelaria", agregó. La letrada dijo que "en el marco de los alegatos de dicho juicio solicité la formación de una causa contra la madre de la joven por falso testimonio, encubrimiento y o participación del abuso sexual con acceso carnal, en concurso con corrupción de menores agravada y adulteración y supresión de identidad". "En el marco de ese juicio, el Tribunal ordenó que se forme una causa por lo que el fiscal Romero Jardín investigó y la elevó a juicio", agregó. Lozano dijo que "en el marco de este nuevo debate, el Tribunal 2 por el beneficio de la duda. la absolvieron por la supresión de identidad pero la condenaron a 18 años por partícipe necesaria de abuso sexual y corrupción de menores". Por último la letrada dijo que "la mujer va a tener que ir presa, el Tribunal no dispuso la detención por la que más adelante la volveremos a pedir o cuando Casación la confirme, tendrá que ser de cumplimiento efectivo".