Condenan a un violador serial a 18 años de prisión en Mendoza

Un hombre que ya había purgando en la cárcel una sentencia por violación fue condenado hoy a 18 años de prisión abusar sexualmente de una joven a la que en 2019 atacó en grupo y le robó, en la localidad mendocina de Lavalle, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Rodrigo Cruz López (41), quien ya contaba con una condena anterior de 12 años por un hecho similar cometido en 2005, en San Martín, también de la provincia de Mendoza. Según las fuentes, Cruz López fue condenado ahora a 18 años de cárcel en un fallo del juez Ariel Spektor, quien lo consideró culpable de los delitos de "abuso sexual con acceso carnal agravado por la utilización de armas de fuego, por la participación de más de dos personas y robo agravado". Este hecho ocurrió el 19 de octubre de 2019, cerca de las 10, cuando una joven de 23 años bajó de un colectivo y fue abordada por tres hombres que circulaban en un Volkswagen Fox en la localidad de Las Violetas, en Lavalle, y la obligaron a subirse al asiento trasero. A punta de pistola, los violadores comenzaron a agredirla sexualmente pese a la resistencia de la víctima y le robaron 700 pesos y su teléfono celular que luego fue hallado por los investigadores a un comprador. Esto sirvió de prueba además de que la señal satelital del celular del sospechoso fue detectada en Lavalle el día del hecho, sin que este pudiera explicar que hacia ese día a esa hora allí. Durante el juicio la defensa había pedido la absolución, en tanto que la fiscal de Delitos Contra la Integridad Sexual, María de las Mercedes Moya, solicitó una pena de 25 años. Además de los dos casos por los que fue condenado, Cruz López está acusado de otro abuso ocurrido en noviembre del 2019 cuando una adolescente de 19 años fue abordada por un hombre que le puso una tela en la cabeza, y junto a otro delincuente la subió a un auto y la violó. Sin embargo, en este caso, la víctima no pudo reconocer a su agresor. Para los investigadores, Cruz López actuaba en zonas rurales de Maipú y San Martín, donde atacaba a las mujeres cuando estaban solas. En junio 2016, recuperó la libertad luego de cumplir con la pena impuesta por el hecho de 2005 y en 2018 cumplió una pena de 8 meses por lesiones en contexto de violencia de género.