China defiende su dura política anticovid y pide a Estados Unidos respetarla

China reclamó este martes a Estados Unidos abstenerse de criticar su política para frenar un rebrote inesperado de coronavirus, luego de que la potencia occidental la tildara de "arbitraria", recomendara a parte de sus diplomáticos abandonar el país y a sus ciudadanos directamente a no viajar.

En este contexto, el portavoz del Ministerio de Exteriores chino, Zhao Lijan, remarcó que las duras medidas aplicadas por el Gobierno "se basan en la ciencia y funcionan de manera efectiva" y puso énfasis en la confianza de las autoridades para controlar el nuevo brote en Shanghai, cuyos 26 millones de habitantes están confinados desde la semana pasada. "Confiamos plenamente en controlar la nueva ola en Shanghai y en otros lugares. Muchos ciudadanos extranjeros, incluidos estadounidenses, se están uniendo a la gente de Shanghai en solidaridad para combatir el virus y superar las dificultades actuales", expuso Zhao, según difundió el diario The Paper y reprodujo la agencia de noticias Europa Press. Sin embargo, el funcionario reconoció que la estrategia "Covid cero" tiene "costos" pero que "en comparación con la seguridad y la vida de la población, vale la pena pagar este precio". Respecto a la situación de la legación diplomática estadounidense en China, el portavoz defendió que el Gobierno "siempre ha brindado al personal diplomático y consular extranjero la asistencia y conveniencia para el cumplimiento de sus deberes". De allí que Zhao trasladara la disconformidad de Beijing ante las declaraciones vertidas por Washington y reprochara que "se está politizando" la salida de personal diplomático. "Estados Unidos debería dejar de atacar de inmediato las políticas antiepidémicas de China, dejar de manipular políticamente la epidemia y dejar de difamar a China", sentenció. Actualmente, toda la población de 26 millones de personas en Shanghai se encuentra bajo confinamiento desde la semana pasada, lo que generó algunas quejas por la escasez de alimentos. Sin embargo, China sigue ciñéndose a la estrategia de "tolerancia cero" y está decidida a "aplastar el brote" en la ciudad, donde envió a más de 38.000 trabajadores sanitarios y 2.000 militares para hacer cumplir las duras restricciones. Las autoridades anunciaron la semana pasada su decisión de prorrogar de forma indefinida el confinamiento decretado por el repunte de los contagios en Shanghai, a cuya población se la sometió ayer a pruebas anticovid. Según el último reporte oficial, China suma 439.000 casos y 4.638 muertes desde el inicio de la pandemia en Wuham, una provincia de su territorio, mientras que Estados Unidos sigue siendo el país más afectado del mundo, con 80.3 millones de contagios y 984.000 fallecidos. Estados Unidos ordenó a todo el personal no esencial de su consulado de la ciudad china de Shanghai que abandonen la urbe en medio de un duro confinamiento decretado por las autoridades, informó hoy la embajada estadounidense. "El 11 de abril de 2022, el Departamento ordenó la salida de empleados no esenciales del Gobierno (..) y de todos los miembros de familias del distrito consular del Consulado General de Shanghai debido a un aumento de los casos de Covid-19 y el impacto de restricciones relacionadas con la respuesta de China", dijo la embajada en un comunicado. Estados Unidos también tiene "preocupación por la seguridad y el bienestar de los ciudadanos estadounidenses a funcionarios de la República Popular de China", añadió el texto, informó la agencia de noticias AFP. Estados Unidos había permitido la semana pasada la salida voluntaria de los empleados que no eran esenciales de su consulado en Shanghai. En tal sentido, el Departamento de Estado subrayó que el cambio de salida "autorizada" a "ordenada" implica que esta decisión ya no es voluntaria. "Nuestro cambio de postura refleja nuestra evaluación de que lo mejor para nuestros empleados y sus familias es reducir su número y reducir nuestras operaciones a medida que lidiamos con las circunstancias cambiantes sobre el terreno", dijo la Embajada en un comunicado, en el que agrega que "los empleados y familiares partirán en vuelos comerciales". El personal de la misión de Estados Unidos "seguirá estando disponible las 24 horas del día en toda China para brindar servicios de emergencia a los ciudadanos estadounidenses", agregó. Washington, solicitó además a los estadounidenses que eviten viajar a la provincia de Jilin y a las ciudades de Hong Kong y Shanghai por la mala situación epidemiológica.