Caso Zanchetta: el ex Obispo negó los cargos

Durante la primera jornada del juicio, el religioso dijo que detrás de la denuncia de los dos seminaristas hay otra connotación. A pedido de la fiscala María Soledad Filtrín Cuezzo, fue desalojado el Tribunal para que declaren las dos víctimas.


Este lunes se desarrolló la primera jornada de la audiencia de debate en la que la Sala II del Tribunal de Juicio de Orán juzga al sacerdote Gustavo Oscar Zanchetta, acusado de abuso sexual simple continuado agravado por ser cometido por un ministro de culto religioso reconocido en perjuicio de dos jóvenes.

Los fiscales penales María Soledad Filtrín Cuezzo y Pablo Rivero representan al Ministerio Público Fiscal. La defensa está a cargo del defensor oficial Enzo Giannotti.

Luego de escuchar la lectura de la imputación, el sacerdote y exobispo de Orán hizo uso de su derecho de declarar. Negó las acusaciones en su contra y aseguró que mantuvo una relación buena y sana con todos los seminaristas, explicó su rol como obispo de la diócesis, y dijo que detrás de la denuncia de los dos seminaristas hay otra connotación.

El exobispo se refirió también al expediente de la investigación canónica, y dijo que tres sacerdotes le habían dicho que la denuncia se trataba de una venganza.

Zanchetta contó que, en su rol de obispo, mantenía charlas con los seminaristas, pero negó que tuvieran connotación sexual. Ante la pregunta de la fiscala de si visitaba las habitaciones de los seminaristas, el ex Obispo contestó que sí lo hacía para charlar. Además, narró que visitó algunos domicilios a los que fue invitado por los familiares de los seminaristas, y ellos le confiaban sus problemas o historias de vida. Fue así que se enteró que una de las víctimas había sido abusado cuando era niño por un tío, y dijo que este tema lo trató con el seminarista.

Finalizada la declaración del imputado, la fiscala Filtrín Cuezzo solicitó el desalojo del Tribunal para que los jueces María Laura Toledo Zamora, Raúl Fernando López y Héctor Fabián Fayos escuchen la declaración de los denunciantes sin la presencia de Zanchetta.

De las 15 declaraciones testimoniales que estaban previstos para hoy, 13 no pudieron hacerlo y se sumarán a las 15 que están citados para la segunda jornada.

Una psicóloga del Seminario que había sido citada, no concurrió al Tribunal por lo que se solicitó la comparecencia por la Fuerza pública.