La Pandemia continúa - Apertura de Comercio en Salta - Gobierno de la Provincia de Salta

#Capital Se agravó la acusación para los dos detenidos por la muerte del docente del Bº Autódromo

A Germán Agustín Gómez y Brian Antonio Yurquina, imputados inicialmente como coautores del delito de homicidio criminis causa del docente Sergio Orlando Llanes, se les amplió la imputación por ensañamiento y alevosía. Permanecen detenidos con prisión preventiva.



A Germán Agustín Gómez y Brian Antonio Yurquina, imputados inicialmente por el delito de homicidio calificado criminis causa, la fiscal penal 2 de la Unidad de Graves Atentados contra las Personas, María Luján Sodero Calvet, les amplió la imputación por ensañamiento y alevosía en perjuicio de Sergio Orlando Llanes.


El agravamiento de la acusación sobreviene a partir del análisis de las distintas medidas probatorias solicitadas, entre ellas el informe autopsia, que revela que los imputados le provocaron la muerte a Sergio Orlando Llanes por asfixia mecánica mixta, para lo cual realizaron maniobras que hicieron a la víctima padecer el sufrimiento psicológico propio de la situación de tortura.


Sodero Calvet resalta que Llanes fue sumido en un estado de indefensión al encontrarse atado, lo que le impidió ejercer resistencia en contra de los autores, lo cual se vio reflejado en su propio cuerpo ya que el mismo no presentaba signos de lucha ni lesiones de defensa.


El hecho ocurrió el pasado 13 de mayo en la habitación que ocupaba Llanes en la calle Andrés Mendieta al 300 de barrio Autódromo, donde fue encontrado sin vida boca abajo en el sommier, maniatado y con evidentes signos de violencia.


El joven se desempeñaba como docente en la fundación Aprendiendo a Crecer y en otro establecimiento educativo y al ausentarse tanto tiempo de su trabajo, fue buscado por sus compañeros, ya que según los dichos de los mismos, la víctima no contestaba el teléfono celular.


De allí se desprendió que la última vez que lo vieron fue en un boliche de la zona de la terminal con un grupo de amigos. Al cabo de varias horas sin saber de su paradero uno de sus compañeros se acercó hasta el departamento donde estaba alquilando, y sin como no pudo abrir la puerta, se dirigió a la ventana y sintió un fuerte olor nauseabundo, según expresó tras ser consultado por los investigadores en la causa.


Cerca de las 18 del lunes el dueño del departamento con una réplica de la llave abrió la puerta de la propiedad ubicada en calle Andrés Mendieta al 300.


La policía ingresó al lugar y halló en una de las habitaciones el cadáver del docente tapado por su propio sommier. El cuerpo se hallaba vestido y sin calzado.


Para sorpresa de los investigadores el docente se hallaba con los pies y las manos atados con un cable y enrollado a su cuello el cable de un lavarropas, al que para ceñirlo y causar la muerte habían utilizado el método de torniquete.


Para girar el cable utilizaron un cuchillo como palanca. La mecánica de la muerte denotó de inmediato la presencia de dos o más personas en el lugar.

HolaSalta