#Capital Irá 9 años preso por vender estupefacientes

Otros dos hombres y dos mujeres fueron condenados a seis años de prisión efectiva. El fiscal Penal de UFINAR, Gustavo Torres Rubelt, los había acusado de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada por la participación organizada de tres o más personas.


La Sala 4 del Tribunal del juicio condenó a dos mujeres y tres hombres a seis años de prisión efectiva y multa por resultar coautores del delito de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada por la participación organizada de tres o más personas.

El fiscal Penal de la Unidad Fiscal contra la Narcocriminalidad, Gustavo Torres Rubelt, representó al Ministerio Público Fiscal en el juicio, logrando la condena de Marina Soledad Mamaní (27), Maximiliano Antonio Aguirre (30), Carlos Eduardo Flores (32), Héctor Gerardo Flores (34) y María Andrea Flores (39).

La investigación de la UFINAR inició en junio de 2021 con una denuncia anónima a través de la web que daba cuenta que en un domicilio de barrio 17 de Octubre comercializaban sustancias estupefacientes.

Torres Rubelt inició la investigación que le permitió reunir las pruebas necesarias no sólo sobre la venta de estupefacientes sino también sobre cómo los cinco acusados actuaban de manera organizada, con distribución de roles. En agosto del año pasado, el fiscal Penal solicitó la detención de las dos mujeres y los tres hombres y los imputó por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización de agravada por la participación de tres o más personas en forma organizada.

Durante el juicio, Marina Soledad Mamaní, Maximiliano Antonio Aguirre, Carlos Eduardo Flores, Héctor Gerardo Flores y María Andrea Flores fueron condenados a seis años de prisión efectiva más multa.

El fiscal de UFINAR solicitó, además, que a Carlos Eduardo Flores le fuera revocada la condicionalidad de una sentencia de 2018 que tenía el acusado y la unificación de las penas, que ahora deberá cumplir nueve años y seis meses de prisión.

Los cinco condenados fueron puestos a disposición del Servicio Penitenciario de Salta para su traslado a una unidad carcelaria.