UN AÑO DE GESTION - Gobierno de Salta - Publicidad - Gustavo Sáenz
Estetica MG Belleza Moda Consejos Electrodos Uñas Faciales Mujer Salta Dermapen Detoxs Estrias Reductor Depilación
STONE Barberia Hombres y Niños

#Capital #ClanTayagüi Detienen a una mujer en el Paseo Libertad, prófuga hace cuatro años

Se trata de Vilma Tayagui, integrante del clan familiar del mismo apellido, quien fue detenida e imputada por infracción a la Ley de Estupefacientes 23737. El clan familiar posee ramificaciones en el norte provincial y el sur de Bolivia.



La mujer, que tenía pedido de captura desde abril de 2015, fue detenida en la playa de estacionamiento del Hipermercado ubicado en la zona sur de la ciudad, y acusada de tenencia de estupefacientes con fines de comercialización.


Inicialmente intervino la Fiscalía Penal 4 y la investigación pasó a la Unidad Fiscal Contra la Narcocriminalidad (UFINAR), que logró la detención, con la participación en el operativo de efectivos de la UFINAR, de la dirección de Drogas Peligrosas y de la Comisaria Nº 15.


Según los investigadores, Vilma Tayagui, de 47 años, forma parte del clan familiar delictivo del mismo apellido, que se dedica al tráfico de estupefacientes y que posee una ramificación en el norte provincial y el sur de Bolivia.


El pedido de captura y detención por tenencia de estupefacientes y fines de comercialización contra la mujer, se emitió el 8 de abril de 2015.


El Caso del Clan Tayagüi

Félix Tayagüi fue detenido el 20 de marzo del 2018, la Policía en un allanamiento, no sólo encontró más de 2 mil dosis de droga en su casa de barrio Don Santiago, sino también dinero por todos lados, oculto en envases de plástico de cocina, en mochilas escolares e incluso en la casa de un vecino hallaron dos bolsas del supermercado con cerca de un millón de pesos, dinero que arrojaron cuando se inició la redada. Tayagüi junto a otros ocho cómplices, era el mayor proveedor de pasta base de la ciudad.


Según estableció el fiscal Santiago López Soto, Tayagüi es un ex empleado de la Coca Cola que tiene 34 años y cuenta con una condena por una causa de drogas en la justicia federal. En los últimos años dejó de trabajar y sólo se dedicaba a proveer droga, exclusivamente pasta base por lo general bajo la modalidad de “pilas”, actividad que le permitió edificar una casa definida por sus vecinos del barrio Don Santiago como una “mansión” no tanto por la magnitud de la edificación, sino por los lujos que allí habían.



En la vivienda de dos plantas, vivía junto a su mujer y dos hijos de 5 y 10 años, rodeados de los mejores muebles, baño de primera calidad, televisores de grandes dimensiones, juguetes de toda clase y otros electrodomésticos y artículos electrónicos inusuales en dicha barriada.


La familia se movilizaba en una camioneta Toyota Hilux, mientras que Tayagüi lo solía hacer también en una motocicleta Rouser de 150 cilindradas, en la cual este narco solía frecuentar la feria de puestos de barrio Solidaridad, punto de transacción con otros distribuidores que lo buscaban para proveerse de pasta base.


Paso a paso, en el requerimiento de juicio el fiscal detalló la tarea investigativa que se focalizó en primera instancia en una pareja: Pablo Exequiel Rearte y Analía Natalia Chasarreta, quienes desde su domicilio en calle Coronel Suárez 937 del barrio Luján, revendían la droga que adquirían de las manos de Tayagüi.



La  información suministrada a través del sistema de denuncias web permitió establecer la investigación. “En esta zona el dueño del auto le vende drogas a todo el mundo, también tiene una camioneta con la que reparte droga a todo Salta, esta prendido con su mujer una tal Natalia que sabe toda la movida”.


Se pudo establecer que Rearte y Chasarreta, ambos de 35 años, efectivamente se movilizaban en un automóvil VW Voyage y en una camioneta Fort Explorer y distribuían la droga que le compraban a Tayagüi a otros revendedores de menor escala en los barrios El Pilar y Castañares.



La misma función cumplía Viviana Simona Arias, familiar de Rearte, quien fue detenida cuando revendía la droga adquirida a Tayagüi en barrio Castañares, en momentos en que se movilizaba en una camioneta Ford Eco Sport.


Revendedores

Otra pareja imputada está compuesta por Walter Gómez y Florencia Mendoza, ambos de 30 años. Eran vendedores directos de la droga que proveía Tayagüi y que llegaba a través de Rearte, Chasarreta y Arias, a quienes se les adjudicó la figura de distribuidores, siendo Rearte el único que tenía contacto con el principal imputado.


La Policía llegó a Gómez y Mendoza a partir de una investigación de campo, la que permitió establecer que esta pareja solía disfrazar la venta de drogas con un carro de sándwiches que tenía en la vereda de su casa, en calle Zuviría al 2980 en barrio El Pilar.


Al investigar, los policías se percataron de que nadie iba a comprar sándwiches, sino droga, pues el carrito era una fachada nada más.


Rearte, por otra parte, tenía como clientes a Raúl Daniel Quipildor y Romina Fabiana Flores, quienes eran vendedores de la droga que comerciaba Tayagüi. Esta actividad la realizaban desde su vivienda en el barrio Juan Pablo II en la zona Sur de la ciudad y también en Castañares.


Juan Gabriel Mariscal, el último de los imputados de esta banda, era un vendedor que se abastecía de la droga que Quipildor y Flores le compraban a Rearte bajo la modalidad de “pilas” de pasta base, mercadería que revendía en barrio Juan Pablo II, donde residía.

HolaSalta