Recomendaciones de Salud Pública de Salta para prevenir infecciones por coronavirus

#Capital Así lo dejaron al abuelito para robarle, ladrona pide poder volver a su casa

La pareja de malvivientes se encuentran detenidos por el salvaje asesinato, según la caratula del caso "Homicidio Doblemente Agravado por Ensañamiento y Criminis" en perjuicio del abuelito Bernabé Fortunato López de 89 años.

Se trata de Alan Nahuel Arias, alias "El Ruso" y María Alejandra Guaymás, alias "La Beba", se encuentran con prisión preventiva desde el 15 de enero pasado en un costoso y difícil procedimiento de la Policía de Salta, para su captura.


Según lo informado a HolaSalta.com, el juez de Garantías 5, Dr. Hugo Héctor Martínez, tramita actualmente "Un pedido de Prisión Domiciliaria" efectuado por la defensa de la joven, quien se encontraría cursando el cuarto mes de embarazo y "no puede estar en la cárcel, pide volver a su casa".

En ese sentido, el Magistrado, solicitó al Hospital Materno Infantil el correspondiente informe que especifique si realmente, Guaymás, "La Beba" que siempre vivió en situación de calle, se encuentra embarazada, en caso de ser positivo, el tiempo de gestación y si el encierro en la Unidad Carcelaria Nº 4 le impediría el normal desarrollo del embarazo, que hasta ahora se espera el informe para la resolución del Juez.

Además se solicitaron exámenes psicológicos a los dos acusados, e informe socio ambiental en el domicilio en el que la joven solicitó cumplir su detención. Domicilio que la detenida nunca vivió, y "las veces que se encontraba en la casa de su padre, siempre se escapaba y nunca nadie lo notaba", informaron basándose en antecedentes de denuncias policiales realizadas años anteriores por desaparición y/o extravió de persona con más de 30 días.

Arias, "El Ruso", se encuentra alojado en la Alcaidía General de la Provincia.

La familia de Bernabé Fortunato López, se comunicó con nuestra redacción, indignados a que en menos de un mes del fallecimiento, el Defensor Oficial de Guaymás solicita la prisión domiciliaria, "sabiendo de cómo, nuestro abuelito fue salvajemente golpeado, torturado hasta el ultimo minuto y muerto por estos dos delincuentes".


Así mismo pidieron que el Juzgado de Garantía que resuelve, tome en cuenta que, "la acusada vivió siempre en situación de calle, que costó más de 10 días en encontrarla para la detención de tal grave crimen". "La tobillera muchas veces no funciona, que si ella se fuga, tiene experiencia de estar en la calle, no será difícil esconderse para ella".


El domicilio del Bº 9 de julio, es el registrado de la acusada, "lugar donde llevaron muchas de las cosas robadas de la casa del abuelito, lugar donde supuestamente reside solo con su padre mayor de edad, ¿se podrá hacer responsable de su hija? si no pudo en tantos años, ¿lo podrá hacer ahora?" detallaron.


Es por eso que pedimos al Juez que tenga en cuenta que en la cárcel muchas mujeres tuvieron a sus hijos y viven con ellos allí. "Tenga en cuenta el pedido no solo de nuestra familia sino de una Sociedad que se hace eco de nuestro pedido, UNA PENA EJEMPLAR, Y MAXIMA para estos Malvivientes".


El trágico hecho

El 21 de diciembre del año 2018, el hijo de la víctima encontró a su padre tirado en el suelo de su casa de Villa Cristina, con el rostro totalmente desfigurado.


Según consta en las actuaciones, la víctima se encontraba sentado en un sector externo de la casa cuando apareció una mujer desconocida y le arrojó una sustancia en los ojos por lo que no podía ver bien. Luego apareció un hombre y con un trapo lo tomaron del cuello y lo ingresaron a la vivienda a los golpes.


Lo llevaron hacia una galería en la parte posterior, donde repetían que lo iban a matar y le propinaban golpes. Cabe señalar que López tenía 89 años y se encontraba operado de la cadera, por lo que tenía movilidad reducida.


Tras el ataque, lo dejaron abandonado y se introdujeron a la vivienda para sustraer distintos elementos, los cuales fueron transportados en un remis.


El fiscal fundamentó la acusación en que los imputados, luego de haber estudiado los hábitos de vida del  anciano, sabiendo que se encontraba solo y que se trataba de una persona vulnerable por la edad y el estado de salud, decidieron atacarlo mientras el damnificado se encontraba sentado en la puerta de su domicilio.


El homicidio se agrava porque los acusados atentaron contra la vida del anciano con el fin de facilitar la comisión de un robo y procurar impunidad. También por ensañamiento ya que Arias y Guaymán decidieron acabar con la vida de López haciéndole padecer un sufrimiento físico innecesario, ya que por la avanzada edad y estado de salud de la víctima, sabían que era una persona totalmente vulnerable y sin ninguna posibilidad de defenderse.


El abuelito López fue trasladado al Hospital San Bernardo, donde luego de un mes de pura agonía falleció.

HolaSalta