VUELTA-A-FASE-2_DNI-320x50.gif

#Capital Quedó libre la conductora que mató a un trabajador en la Avenida Paraguay

María Belén Méndez García Zavaleta fue condenada hoy a 3 años de prisión de ejecución condicional, inhabilitación por 10 años para conducir, cumplimiento de reglas de conducta y cumplir tareas de voluntariado en la Fundación Hope.

Hoy finalizó la audiencia de debate contra María Belén Méndez García Zavaleta por el delito de homicidio culposo en siniestro vial, agravado en perjuicio de Alejandro Diego Castro.


Durante los alegatos, el fiscal penal Ramiro Ramos Ossorio mantuvo la acusación y solicitó la aplicación de la pena de 3 años y 6 meses de prisión efectiva e inhabilitación especial por 10 años para la conducción.


La querella solicitó la pena de 8 años de prisión de cumplimiento efectivo y el máximo de inhabilitación por conducir por el delito de homicidio simple con dolo eventual.


La defensa técnica de la acusada solicitó la aplicación de la pena de 3 años de prisión de ejecución condicional por el delito de homicidio culposo en siniestro vial agravado.

Luego de un cuarto intermedio, el Tribunal de la Sala V, integrado por los jueces Marcelo Rubio, Mónica Faber y Martín Pérez dio a conocer el veredicto, donde condenó a María Belén Méndez García Zavaleta a la pena de 3 años de prisión de ejecución condicional, al cumplimiento de reglas de conducta por ese término, realizar un curso especializado en conducción y seguridad vial y a cumplir tareas de voluntariado no remuneradas en la Fundación Hope.


En el mismo fallo, se dispuso la extracción de material genético del imputado por parte del Servicio de Biología Molecular del Departamento Técnico del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), previa asignación del Dato Único de Identificación Genética (DUIG), para su incorporación en el Banco de Datos Genéticos.


Jornadas anteriores

Durante la mañana del martes, declaró Daniela Castro, hermana de la víctima, quien contó que el día del hecho, su hermano salió a trabajar como todos los sábados, alrededor de las 7.30. Tenía 35 años y era empleado de un local de venta de mármoles y granitos ubicado sobre avenida Paraguay.


Luego declaró Alejandro Antonio Di Carlo, quien viajaba como acompañante en el auto de la acusada el día del hecho. Relató que habían estado en un boliche bailable de la zona sur hasta cerca de las 5 y que ahí habían consumido bebidas alcohólicas.


De allí se fueron hasta el estacionamiento del barrio Casino, donde residía la imputada y estuvieron charlando en el auto hasta las 7. Entonces decidieron ir a comer un pancho hasta un local de avenida Jujuy, pero como había congestión de autos decidieron regresar por avenida Paraguay.


El testigo indicó que “ella no parecía alcoholizada”, que iban charlando. Manifestó que “ingresó tarde a la colectora” y en ese momento “se le aceleró el auto de golpe”. Dijo que, después de impactar contra la víctima, los dos bajaron “knockeados” y no sabían lo que había pasado. Aseguró que la imputada no conducía rápido porque había mucho tránsito a esa hora.

También declaró Ariel Rodrigo Yapura, el compañero de trabajo que trasladaba un cartel junto a Diego Alejandro Castro cuando fue embestido por el vehículo de Méndez García Zavaleta.


El joven relató que todo fue muy rápido, que apenas ocurrió el impacto él abrió la puerta del auto y sacó a la imputada para intentar hacer retroceder el auto, con el fin de liberar a Castro. Dijo que no pudo hacerlo porque el vehículo tenía caja automática y estaba como bloqueado. Manifestó que "pidió ayuda para mover el auto pero nadie reaccionaba".


Él estaba desesperado y recién cuando pasó una camioneta de la policía y él le hizo seña para que parara, consiguieron hacer retroceder el rodado para liberar a su compañero, quien desde un primer momento quedó desvanecido.


El testigo agregó que "la conductora y su acompañante, si, parecían alcoholizados". Dijo que ninguno de los dos intentaba ayudar y no reaccionaban. También precisó que vio botellas de fernet dentro del vehículo.

También declaró una joven que se encontraba esperando el colectivo sobre avenida Paraguay y que se acercó a mirar cuando sintió el impacto. Dijo que logró advertir que la conductora tenía olor a alcohol y que apenas podía articular palabras cuando hablaba por teléfono.


La recepción de testimoniales continuó con peritos del CIF. Entre ellos, declaró el profesional que tuvo a su cargo la pericia accidentológica. Precisó que la huella de derrape oblicua registrada en el lugar es resultado del exceso de velocidad.


Indicó que, según el peritaje, la velocidad total desde la huella de derrape hasta el cordón de la vereda de la platabanda donde subió el vehículo era de 84 kilómetros por hora. Cuando el vehículo impactó a la víctima –por la desaceleración propia del derrape y del impacto con los cordones cuneta- ya iba a alrededor de 52 kilómetros por hora.


Durante la exposición del perito se proyectaron además dos videos de cámaras de seguridad ubicadas en el lugar del hecho.


Siniestro Vial

El hecho por el cual es juzgada María Belén Méndez García Zavaleta ocurrió el 3 de junio de 2017 en la avenida Paraguay, cuando intentaba ingresar en la calle colectora de la avenida Palacios.


En ese momento, y debido a la velocidad a la que circulaba, perdió el control del vehículo e impactó contra la víctima, Diego Alejandro Castro, quien caminaba por la vereda cargando un cartel, junto a un compañero de trabajo.


El damnificado fue trasladado con código rojo al hospital San Bernardo, donde falleció por "paro cardiorrespiratorio, politraumatismos y amputación de los dos miembros inferiores".

VUELTA-A-FASE-2_RECOMENDACIONES---320x50
HolaSalta