Cafiero ordena investigación interna ante revelaciones sobre exvicecanciller de Cambiemos

El canciller Santiago Cafiero dispuso este martes iniciar una investigación interna para determinar la veracidad de las expresiones vertidas por el exministro de Estado del Ministerio de Relaciones Exteriores y de la Mancomunidad de Naciones para Europa y las Américas entre 2016 y 2019, Alan Duncan, y que involucran a quien se desempeñó como vicecanciller argentino durante el Gobierno de Cambiemos, Carlos Foradori.

La medida fue ordenada con el objeto de determinar "posibles incumplimientos de los deberes de funcionario público y de las disposiciones establecidas en la ley orgánica del Servicio Exterior de la Nación N° 20957 en la firma del acuerdo Foradori-Duncan" durante la gestión de Susana Malcorra como canciller de la administración de Mauricio Macri, indicó la Cancillería en un comunicado. Duncan publicó un explosivo libro con sus memorias, en el que sostiene que el primer vicecanciller del macrismo, Carlos Foradori, "estaba tan borracho" cuando firmó el acuerdo que autorizó más vuelos a las Islas Malvinas y otros puntos de cooperación entre ambos países, que al día siguiente "no podía recordar los detalles" del documento. En sus memorias, Duncan relata que el 12 de septiembre de 2016 se reunió con el nuevo embajador del Reino Unido en Argentina, Mark Kent, para sellar lo que luego sería conocido como el Pacto Foradori-Duncan. "Bajo la residencia de la embajada hay una fabulosa bodega, muy bien iluminada, con las paredes forradas de botellas de Merlot -escribió Duncan-. El escenario es bastante agradable para una reunión y nos juntamos allí con Carlos Foradori, el viceministro de Asuntos Exteriores". El político inglés reseñó que aquella sede "fue un buen telón de fondo diplomático para las delicadas negociaciones para asegurar la obtención de vuelos adicionales a las Malvinas; por millones de razones se requiere la cooperación de Argentina para cualquier conexión que pase por tierra firme", añadió. "A medida que una botella tras otra iba pasando de la pared de la bodega a la mesa, las negociaciones mejoraban. A eso de las 2 de la mañana nos dimos la mano con un acuerdo general", completó. Al día siguiente, el 13 de septiembre, Duncan escribió: "Mark Kent dice que Foradori acaba de llamar por teléfono para decir que estaba tan borracho anoche que no podía recordar todos los detalles. Como un auténtico británico, Mark le recordó lo que había acordado, fielmente y sin adornos. Así que creo que seguimos bien encaminados". Desde diciembre de 2019, el Gobierno del presidente Alberto Fernández llevó a cabo una serie de acciones para "dejar sin efecto todas las cuestiones prácticas y los acuerdos posteriores que se derivaron del comunicado conjunto emitido en septiembre de 2016", según detalló la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, que conduce Guillermo Carmona. En el documento firmado por Foradori y Duncan "se acordó adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos", y las partes "acordaron" también que "serían establecidas conexiones aéreas adicionales entre las Islas Malvinas y terceros países", además del "establecimiento de dos escalas adicionales mensuales en territorio continental argentino, una en cada dirección", entre otros puntos. El Gobierno argentino implementó entonces una serie de medidas para "dejar sin efecto las iniciativas" derivadas de ese entendimiento, aunque, "en relación con los vuelos, a pesar de los numerosos intentos por parte del Gobierno argentino de presentar iniciativas conducentes hacia una mayor conectividad entre el territorio continental argentino y las Islas Malvinas, el Gobierno británico esgrimió distintas excusas para no avanzar en la negociación y parece haber optado por impedir todo avance real y concreto en el sentido de permitir un vuelo directo desde el territorio continental argentino a las Islas Malvinas", indicó la Secretaría en un comunicado. "En tal sentido, el Gobierno argentino ha iniciado el procedimiento para notificar al Gobierno del Reino Unido que ha decidido discontinuar el servicio aéreo regular entre la Argentina (Islas Malvinas) y Brasil hasta tanto el Reino Unido se avenga a considerar el establecimiento de un vuelo regular directo entre el territorio continental argentino y las Islas Malvinas en aviones de línea de bandera", añadió. Con respecto a hidrocarburos, el Gobierno argentino "aplicó los procedimientos previstos en las leyes 26.659 y 26.915 que establecen sanciones administrativas y penales para las empresas que realicen actividades de exploración o de extracción de hidrocarburos en el lecho o en el subsuelo del mar territorial o en la plataforma continental argentinos, sin autorización del Gobierno argentino", consignó el organismo. En el ámbito del Subcomité Científico de la Comisión de Pesca del Atlántico Sur, en tanto, "se discontinuaron las reuniones que se habían restablecido en 2018 y 2019 y se suspendió el intercambio de información científica sobre recursos pesqueros, teniendo en cuenta que la renovación de licencias unilaterales de pesca por parte del Reino Unido en aguas disputadas constituía un obstáculo para continuar con la cooperación bilateral en materia de conservación de recursos pesqueros". Duncan, que dejó la política luego de varias décadas, agregó que en el Foro de Inversiones de Argentina tuvo "un breve encuentro con el presidente (Mauricio) Macri, quien dio su bendición" al acuerdo. En particular los fragmentos del libro que mencionan a Malvinas fueron publicados hoy por el portal británico "Declassified UK", bajo le título "El ministro argentino 'estaba borracho' cuando acordó el polémico acuerdo sobre Malvinas con el Reino Unido". Con el título original de "In the Thick of It: The Private Diaries of a Minister", el libro de Duncan describe crudamente el otro lado de la política británica y detalla escándalos que involucran a sus pares.