#BsAs Separan y le quitan el arma a un comisario que manejaba ebrio

Un comisario de la policía bonaerense fue separado de la fuerza y su arma reglamentaria quedó incautada luego de que anoche fuera interceptado conduciendo en estado de ebriedad por las calles de la localidad de Banfield, en el partido de Lomas de Zamora, y protagonizara un escándalo con los efectivos que lo demoraron, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Se trata del comisario Oscar Alberto Alonso, quien si bien no era el titular, trabajaba hasta anoche como jefe de turno en la seccional 8va. de Lomas de Zamora, en la localidad de Villa Galicia Fuentes policiales y judiciales indicaron a Télam que a raíz del escándalo protagonizado anoche, Alonso quedó desafectado de servicio y bajo una investigación administrativa de la Auditoría de Asuntos Internos de la fuerza que podría culminar con su exoneración. Además, el jefe policial será indagado el jueves por el delito de "lesiones leves agravadas por ser miembro de una fuerza de seguridad, incumplimiento de los deberes de funcionario público y amenazas". El hecho ocurrió en el cruce de las calles Larroque y San Martín de Banfield, donde ante un llamado al 911, personal de la comisaría 2da. de ese distrito interceptó al conductor de un Peugeot 205 color gris que aparentemente conducía alcoholizado. Los policías identificaron al conductor como el comisario Alonso y también constataron que se encontraba bajo un evidente estado de ebriedad, algo que además quedó grabado por una serie de videos que se difundieron hoy en redes sociales. En ellos, se observa que el propio Alonso, vestido de traje aunque algo desalineado, reconoce en varias oportunidades que estaba “borracho”, pero además se queja porque sus colegas de la fuerza le secuestraron el arma y trata de intimidarlos con su jerarquía dentro de la fuerza. “¿Qué me agarraste del auto?”, “tengo 11 años de subcomisario y cuatro de comisario” y “yo jamás en mi vida me puse en contra de un azul”, son algunas de las frases que quedaron grabadas en una filmación. También el comisario golpeó a uno de los oficiales y quiso alardear con sus supuestos contactos con la cúpula de la fuerza al decir “dame el teléfono que lo voy a llamar al ‘Fino’, lo voy a llamar al jefe de policía”, en referencia al apodo con el que se conoce al comisario general Daniel García, jefe de la Policía bonaerense. No obstante, fuentes de la fuerza indicaron a Télam que el comisario general García no conoce a Alonso. Desde la fiscalía en turno, la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 8 de Lomas de Zamora, a cargo del fiscal Jorge Grieco, se dispuso que el comisario sea trasladado a la comisaría de Banfield -no en calidad de detenido-, sino solo para terminar de constatar su identidad, su domicilio y su situación dentro de la fuerza, y que se le sea secuestrada su arma de fuego reglamentaria. Sin embargo, con las pruebas incorporadas al expediente, el funcionario judicial lo indagará el jueves por los delitos mencionados. También dispuso que se le dé aviso a Asuntos Internos, donde se inició un sumario administrativo y ya se dispuso que Alonso sea separado de sus funciones.