Biden respalda la adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN, pero Turquía insiste en bloquearla

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó hoy que Suecia y Finlandia cumplen "todos los requisitos" para convertirse en miembros de la OTAN, mientras que su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, se declaró nuevamente "decidido" a bloquear las candidaturas escandinavas por considerar que ambas naciones albergan "terroristas" kurdos.

"Cumplen todos los requisitos de la OTAN y algunos más", dijo Biden en la Casa Blanca junto a la primera ministra sueca, Magdalena Andersson, y al presidente finlandés, Sauli Niinisto, a quienes ratificó el "pleno, total y completo respaldo de Estados Unidos". "La conclusión es simple, muy sencilla: Finlandia y Suecia fortalecen a la OTAN", agregó. Este apoyo clave de Washington se da apenas un día después de que estos países escandinavos oficializaran su solicitud de ingreso a la alianza militar transatlántica. Si bien estas naciones fueron reacias durante décadas a integrar el organismo, la reciente invasión rusa de Ucrania las llevó a dar este giro histórico por considerarse amenazadas ante el cambio del panorama de seguridad en Europa. Pese al respaldo de Estados Unidos y de la mayoría de los miembros de la OTAN, Turquía -integrante de la organización y dotada como tal del derecho de veto contra cualquier ampliación-, amenaza con bloquear el proceso por considerar a los dos países nórdicos como santuarios de "organizaciones terroristas" kurdas. "Estamos decididos a mantener nuestra posición, hemos informado a nuestros amigos y diremos 'no' a Finlandia y a Suecia, que quieren unirse a la OTAN, y persistiremos en esta política", dijo este jueves Erdogan ante una asamblea de jóvenes en Estambul. Suecia y Finlandia "son los países que albergan a terroristas, el PKK y las YPG", subrayó en referencia al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y sus aliados kurdos iraquíes de las Unidades de Protección Popular (YPG). Si bien el PKK es considerado como un grupo "terrorista" por Ankara, Washington y la Unión Europea, las YPG combatieron contra los yihadistas del Estado Islámico junto a militares estadounidenses, entre otros. "Estamos muy preocupados por esos dos países, sobre todo por Suecia, que es un foco de terror, un nido de terroristas", insistió el mandatario turco, quien recordó la regla de unanimidad de la OTAN para sumar nuevos miembros. Antes de los planteos de Turquía, Estados Unidos había expresado su esperanza de ratificación a tiempo para una cumbre de la OTAN el mes que viene en Madrid. Pero el bloqueo de Ankara trastoca los planes para una entrada exprés de ambos países en la organización militar, que esperaba tener listos los documentos de ingreso en diez días. Ante esta situación, el secretario general de la alianza militar, Jens Stoltenberg, afirmó hoy que la organización atenderá las "preocupaciones" expresadas por Turquía para objetar la adhesión de Suecia y Finlandia. "Por supuesto, responderemos a las preocupaciones expresadas por Turquía" a fin de alcanzar "un acuerdo para avanzar", dijo Stoltenberg en una conferencia en Copenhague, donde se reunió con la primera ministra de Dinamarca, Mette Frederiksen. En ese sentido, explicó que los intereses de seguridad de todos los aliados deben tenerse en cuenta y se mostró confiado en que el organismo tomará "una decisión rápida" para que los dos países nórdicos "se unan a la familia de la OTAN", reportó la agencia de noticias AFP. También los gobernantes de Suecia y Finlandia se comprometieron este jueves durante su visita en Washington a hablar con Ankara para resolver sus discrepancias. "Estamos dispuestos a discutir todas las preocupaciones que puedan tener en relación con nuestra adhesión de manera abierta y constructiva", dijo el presidente finlandés, quien también condenó al "terrorismo" y se dijo "activamente" comprometido a combatirlo, una cuestión clave planteada por Turquía. En tanto, la primera ministra sueca indicó