Battaglia discutió con Almendra, lo echó de la practica y lo separó definitivamente del plantel

El director técnico de Boca Juniors, Sebastián Battaglia, discutió con el mediocampista Agustín Almendra, lo echó del entrenamiento en Ezeiza y posteriormente le comunicó al Consejo de Fútbol su decisión de separarlo definitivamente del plantel profesional.

El escándalo se produjo cuando Almendra, que estuvo concentrado para el último compromiso ante Independiente y luego quedó fuera del banco de suplentes, se molestó porque el entrenador no lo incluyó en la formación alternativa que se perfila para jugar ante Central Córdoba de Rosario, de la Primera C, el miércoles próximo por la Copa Argentina. En el táctico dispuesto esta mañana en el Centro de Entrenamiento, el mediocampista de 22 años fue incluido en la segunda formación suplente para dejarle su lugar al paraguayo Óscar Romero, que podría concretar su debut en Boca. Almendra no ocultó su malestar por la decisión del entrenador y, según testigos, entró a la cancha mal predispuesto, lo que hizo que se envolviera en una discusión con uno de sus compañeros. Battaglia le pidió repetidamente que se controlara pero ante la falta de respuesta del jugador, optó por solicitarle que se retirara a los vestuarios para continuar con el trabajo táctico. Antes de irse, Almendra tuvo una contestación que irritó aún más al entrenador, presuntamente referida a su falta de autoridad para formar el equipo, todo a la vista de los referentes del plantel, que realizaban ejercicios de regeneración por haber jugado el sábado en Avellaneda. Fuentes "xeneizes" adelantaron a Télam que los futbolistas de mayor experiencia tomaron a mal la reacción del mediocampista y entendieron la medida de Battaglia, que más tarde le bajó el pulgar terminantemente en una reunión con miembros del Consejo que lidera el vicepresidente segundo Juan Román Riquelme. El entrenador fue taxativo en su intención de no quererlo más dentro del vestuario, cansado de las actitudes del futbolista en diferentes situaciones de convivencia interna. Esta historia de desacuerdos entre Battaglia y Almendra comenzó en la pretemporada cuando el mediocampista no quiso jugar por derecha en una práctica de fútbol (quería hacerlo por izquierda), lo que motivo que el técnico no lo convocara para jugar ante Colo Colo. Luego volvió ante Universidad de Chile pero se lesionó y estuvo 25 días parado por un esguince grado 2 en el tobillo derecho. Almendra estuvo cerca de terminar su carrera deportiva en 2020 por temas personales y luego fue recuperado por el técnico Miguel Ángel Russo hasta convertirse en una pieza importante en la mitad de la cancha. Después de aparecer en primera división de la mano de Guillermo Barros Schelotto, Almendra fue tasado por Boca en 20 millones de dólares cuando Napoli de Italia tuvo intenciones de lograr su transferencia. Por otra parte, el paraguayo Romero, última incorporación del plantel "xeneize", será convocado para viajar a Córdoba y seguramente sume minutos ante el equipo rosarino del fútbol de ascenso, aunque resta conocer si lo hará desde el inicio o como relevo desde el banco de suplentes. La formación que probó Battaglia esta mañana estuvo integrada por Javier García; Eros Mancuso, Jorge Figal, Gastón Ávila y Agustín Sández; Diego González, Esteban Rolón y Romero; Eduardo Salvio, Luis Vázquez y Exequiel Zeballos. En el equipo contrario, además de Almendra, se pararon Cristian Pavón, Nicolás Orsini y Cristian Medina, entre otros. El mediocampista Alan Varela, que era una opción para el miércoles, no practicó y estuvo en kinesiología por tener una molestia muscular. La idea de Battaglia será hacer un "mix" entre algunos titulares y los que formaron parte del ensayo de esta mañana en Ezeiza. Probablemente haya un titular por línea, aunque ese criterio no correría para el arco ya que Battaglia quiere que Javier García -suplente de Agustín Rossi- sume minutos para que tenga ritmo de competencia. En defensa es posible que pueda estar el colombiano Frank Fabra ya que al ser expulsado el sábado no jugara ante Huracán el domingo por la Copa de la Liga Profesional. El plantel practicará mañana desde las 9.00 en Ezeiza y luego a las 14.00 viajará en vuelo chárter rumbo a la ciudad de Córdoba, desde donde regresará apenas finalizado el encuentro ante el conjunto rosarino. Boca enfrentará el miércoles a Central Córdoba de Rosario desde las 21.00 en el estadio Mario Alberto Kempes, por los 32avos de final de la Copa Argentina.