Avión de carga se partió en dos al aterrizar en el aeropuerto de Costa Rica sin causar víctimas

Un avión de carga se partió este jueves mientras aterrizaba de emergencia en el aeropuerto Internacional Juan Santamaría de San José, Costa Rica, en un accidente sin víctimas que causó el cierre temporal de las instalaciones y la cancelación de una treintena de vuelos, informaron las autoridades.

"Las dos personas (que iban a bordo) están en buen estado", señaló a periodistas el jefe de la Dirección General de Bomberos de Costa Rica, Héctor Chaves. El rescatista de la Cruz Roja Guido Vásquez señaló a medios de comunicación que los dos tripulantes fueron enviados por precaución a un hospital "para valoración médica". El piloto presentó "alteración nerviosa", pero ambos tripulantes, de nacionalidad guatemalteca, están "orientados y recuerdan todo lo vivido", dijo Vásquez. Debido al accidente, el aeropuerto, ubicado a unos 25 kilómetros de San José, estuvo cerrado durante cinco horas, informó Julián Belliard, director de Operaciones y Seguridad de Aeris, la empresa estatal que administra el aeródromo, lo que produjo la cancelación de más de una treintena de vuelos, informó la agencia AFP. "El servicio de la terminal aérea (ya) se encuentra operando con normalidad, tanto para vuelos de llegada como de salida", manifestó Ricardo Hernández, director ejecutivo de Aeris, la empresa estatal que gestiona el aeropuerto. El accidente se produjo por la tarde, cuando un Boeing-757 de la compañía alemana de mensajería DHL, que había despegado del aeropuerto costarricense con destino a Guatemala, se vio obligado a regresar por una falla mecánica. Según información oficial, la tripulación de la aeronave alertó a las autoridades locales de problemas hidráulicos, lo que obligó a regresar al aeropuerto 25 minutos después del despegue.

Durante el aterrizaje de emergencia la aeronave derrapó, se salió de pista y se partió en dos, provocando una pequeña humareda en su interior. Tras el accidente, se observó líquido azul en la pista y humo debido, según los bomberos, a la pérdida de líquido hidráulico y el recalentamiento de las ruedas por las dificultades para frenar. "Indudablemente había un problema serio. Estamos ante una emergencia muy importante", dijo Chaves. Sin embargo, "en ningún momento ha habido fuego, el fuego está totalmente descartado", agregó. "Las autoridades de la Dirección General de Aviación Civil de Costa Rica están realizando las investigaciones pertinentes y mantienen comunicación con nuestras autoridades", escribió en su cuenta de Twitter la Autoridad de Aeronáutica Civil de Panamá, concluyó AFP.