Aguas del Norte expuso en una jornada nacional su experiencia en San Antonio de los Cobres

A partir de un estudio entre pobladores, se analizó la presencia de arsénico en el agua y los efectos en el organismo de los nativos de la zona. Durante 21 años científicos suecos estudiaron el caso, acompañados por técnicos de la empresa, con resultados inéditos.



Aguas del Norte expuso en la Primera Jornada de Agua y Saneamiento que, organizada por el Consejo Federal de Entidades de Servicios Sanitarios (COFES), se celebra entre hoy y mañana en Mar del Plata. El presidente de la empresa, Luis María García Salado, junto al director Miguel Ortíz, acompañaron al equipo de Aguas del Norte que expuso la experiencia de la empresa y los desafíos que se enfrentan para brindar un servicio de calidad a los salteños de toda la provincia.

Durante la primera jornada del evento, Ana Cardozo, jefa de Departamento de Calidad y Medio Ambiente, y Javier Jurado, gerente de Servicios, expusieron por Aguas del Norte y presentaron los resultados de un estudio en torno a la “Adaptación a los efectos del arsénico”.

La experiencia de la Empresa fue expuesta ante el COFES respecto a un hecho inédito de trabajo realizado en el tratamiento de los efectos del arsénico en la población de San Antonio de los Cobres. La disertación de los representantes de Aguas del Norte, “Adaptación a los efectos del arsénico”, reveló la consecuencia de una experiencia entre los años 1994 a 2015, realizada por el Instituto Karolinska, un centro de investigación médica sueco, acompañados por técnicos de la empresa, donde se analizó a los pobladores nativos de San Antonio de los Cobres para estudiar las razones por las que los efectos nocivos del arsénico no se manifestaban en ellos como tal, principalmente en las mujeres.

Los resultados del estudio tuvieron una trascendencia e importancia de tal magnitud que el COFES le pidió a Aguas del Norte un informe para publicar en la web oficial de la organización que nuclea a las empresas y organismos que brindan el servicio de agua y saneamiento en todo el país.

Al margen de los resultados del estudio se aclaró que, como empresa, nuestra obligación es tratar de brindar un servicio de agua saludable, con lo cual se ejecutaron obras en San Antonio de los Cobres para minimizar la presencia de arsénico en el agua y los efectos que podría producir en los pobladores de la zona que no son nativos.