Agenda de trabajo en el Consejo Federal del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad

Además, autoridades de estas áreas de todo el país firmaron un documento en el que ratificaron su compromiso en la eliminación de discursos discriminatorios y de odio.



Salta participó en el Consejo Federal del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de Nación, que se realizó en la ciudad de Rosario, Santa Fe. El encuentro estuvo encabezado por la ministra de la cartera nacional, Elizabeth López Alcorta y contó con la presencia de representantes de esas áreas de todo el país. Durante el desarrollo de la jornada, la Secretaría de las Mujeres, Géneros y Diversidad de Salta, a través de la titular del organismo, Itatí Carrique, expuso su agenda de trabajo en la materia, y las acciones a futuro en ese sentido.

La funcionaria cruzó también experiencias de políticas públicas con otras provincias respecto al abordaje de las violencias por motivo de género y la plena incorporación de las mujeres y diversidades al mundo laboral, reflexionando, así, sobre los desafíos y obstáculos a superar.

"Destaco la importancia de estos espacios para intercambiar acciones concretas con mis pares sobre lo que se está haciendo y lo que todavía queda por hacer. Es muy enriquecedor y necesario coordinar agendas comunes y colectivas de trabajo para que, de esa manera, podamos avanzar en conjunto y a paso firme en la conquista de más derechos y fundamentalmente en lugares que hoy no ocupamos las mujeres ni las diversidades", marcó Carrique.

Posteriormente, las y los presentes firmaron un documento que manifiesta el rechazo a las expresiones que son utilizadas para agredir, difamar, hostigar, aislar, acosar y perseguir, e incitan a la violencia y la discriminación a personas o grupos de personas por su identidad, género, religión, origen étnico, edad, nacionalidad, condición social, entre otras razones.

En este contexto, Salta sostuvo y ratificó el compromiso de trabajar incansablemente para la erradicación de estos discursos, con el objetivo ineludible de garantizar las condiciones de igualdad necesarias para construir una sociedad libre de violencias.