Advierten sobre la falta de control, prevención y diagnóstico de tuberculosis

Especialistas advierten que con motivo de la pandemia por el coronavirus la atención de tuberculosis en Argentina quedó relegada, cayó el diagnóstico de casos nuevos y se incrementó su mortalidad, datos que fueron ratificados a nivel mundial por la Organización Mundial de la Salud.

En el marco del Día Mundial de Lucha contra la Tuberculosis, que se conmemora mañana, el organismo sanitario internacional señaló que el gasto mundial dedicado a la lucha contra esta afección es" totalmente insuficiente para relanzar la batalla contra la enfermedad tras años de lucha suspendida por la Covid-19". "Es necesario hacer inversiones urgentes para desarrollar y ampliar el acceso a los servicios e instrumentos más innovadores para prevenir, detectar y tratar la tuberculosis, lo que podría salvar millones de vidas casa año, reducir las desigualdades y evitar enormes pérdidas económicas", aseguró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en un comunicado. Por su parte, Matías Scafati, jefe de la Unidad de Internación de Neumonología del Hospital Tornú afirmó que "lo que hemos visto con la tuberculosis, al igual que en la mayoría de las patologías crónicas y prevalentes , es que su atención ha quedado relegada por la epidemia de la Covid-19". "Prácticamente todos los servicios médicos nos hemos corrido de nuestras rutinas habituales para abocarnos exclusivamente a la pandemia", advirtió el médico neumonólogo y agregó: "Lo que estamos empezando a ver hoy son justamente las consecuencias: estas enfermedades han seguido su evolución natural". La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que afecta a los pulmones y que es causada por una bacteria (mycobacterium tuberculosis) que se transmite de una persona a otra a través de las gotitas de aerosol que permanecen en el aire tras haber sido expulsadas por personas con enfermedad pulmonar activa. Según datos precisados por la OMS es la enfermedad infecciosa que más muertes causa en todo el mundo: unos 1,5 millones cada año, mientras que en la Argentina, estadísticas previas a la pandemia, notificaban de unos 12.500 casos anuales, el 17 por ciento de los casos se registraban en chicos y adolescentes. Scafati explicó que "no todos los que estamos expuestos a la tuberculosis nos enfermamos", ya que una vez que ingresa a nuestro organismo, la bacteria puede "ir por diferentes caminos" es decir que el sistema inmunológico la puede "eliminar por completo" o puede alojarse en un pulmón o "zonas cercanas" y causar "lo que se denomina una infección tuberculosa latente". En octubre de 2020, a poco más de 6 meses de declarada la pandemia, la OMS publicó su informe Global Tuberculosis Report 2020, en el que advertía que la Covid-19 "amenazaba con revertir los avances recientes en la reducción de la carga global de la tuberculosis". "Lo que se pone en evidencia en este reporte es que entre el 2019 y el 2020 hubo una caída significativa en la notificación de la tuberculosis de cerca del 20 por ciento, comparado con 2019 que se notificaron alrededor de 7.100.000 casos, mientras que en 2020 se notificaron menos de 6.000.000", precisó el especialista. En la Argentina, las estadísticas más recientes sobre la tuberculosis son previas a la pandemia y datan de 2019 cuando se registraron 12.499 nuevos casos, dando lugar a una tasa de notificación de 27,8 por cada 100.000 habitantes. Pero esto, destaca Scafati, no significa que se originen menos casos de tuberculosis "contrastando con una menor notificación de casos, aparece un aumento en la incidencia de la mortalidad, la cual venía decayendo". El Día Mundial de la Tuberculosis fue establecido en conmemoración del día en el que Robert Koch anunció que había descubierto la bacteria que causa esta enfermedad en 1882, lo que abrió el camino hacia el diagnóstico y la cura de la misma.